La misión de Wine & Champ, Club Privado de Vinos, es promover los buenos vinos de pequeños productores argentinos y acercárselos a aquellos consumidores que siempre van un paso más allá en su búsqueda. Algunos de ellos pasan por “Copados”, una sección de videos de degustación en vivo donde describo lo más saliente de cada proyecto, recomendando la mejor manera de disfrutarlos, resaltando aquellas etiquetas que merecen ser descubiertas.

por Fabricio Portelli

para Wine & Champ

Y este mes es ideal para brindar y descubrir nuevos Malbec, porque el 17 de abril es el Día Internacional de nuestro cepaje emblema. Todo empezó en 2011 cuando Wines of Argentina tuvo la iniciativa de fijar ese día como el Malbec World Day, con la intención de promover su consumo alrededor del mundo.

El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial de Mendoza, y unos meses después se funda la Quinta Normal y una Escuela de Agricultura.

Sin dudas, es la cepa que nos sigue conectando al mundo, y la protagonista de los mejores vinos argentinos. En esta nueva edición del Malbec World Day, que unirá a todos los amantes del varietal de manera digital, el concepto elegido es “#MalbecArgentino ¡NOS gusta!”.

Las once ediciones que lleva este festejo vínico hablan de su permanencia como la variedad argentina preferida en el mundo. En un contexto signado por el aislamiento social y el distanciamiento, esta la celebración es la oportunidad para unir y conectar a consumidores de todo el mundo que comparten el mismo gusto por el varietal, a través de una serie de acciones digitales como master classes y degustaciones virtuales en los principales destinos para el vino argentino (Estados Unidos, China, Canadá, Brasil, países nórdicos y otros mercados de Europa). Todas las actividades podrán seguirse en las redes sociales a través de los hashtags #MalbecArgentino y #MalbecWorldDay. 

En nuestro país también se organizarán actividades bajo el lema“Festeja la vida con Malbec”, campaña dirigida al mercado interno y creada por Bodegas de Argentina y Winexperts, en alianza con DobleV. Por surte todos podemos sumarnos al festejo desde casa, descorchando un Malbec distinto para compartir en cada comida.

Cabe destacar que el destino (y la naturaleza) le jugó una buena pasada a la Argentina, porque le brindó una uva tinta que casi nadie tiene. Además, creció de su mano y se posicionó en el mundo, ya no solo como gran productor de vinos sino como gran productor de muy buenos vinos. Claro que las personas siempre tuvieron un rol fundamental, primero con los inmigrantes y luego con las nuevas generaciones que, en muchos casos, mejoraron lo hecho. Y entre todos forjaron un gran presente.

Pero en realidad, si no fuese por el Malbec no habría futuro promisorio. El Malbec nos abrió las puertas de los principales mercados de consumo, y le permite (como ningún otro) al vino nacional, codearse con los mejores exponentes internacionales. Su versatilidad y capacidad de adaptación permitió descubrir nuevos terruños, con una diversidad de estilos como pocas uvas pueden ofrecer.

Más allá de Francia con varios vinos, de Italia con el Sangiovese, de España con el Tempranillo y de Alemania con el Riesling, no se asocia a un país con una uva. Quizás en su momento Australia con el Syrah (o Shiraz), pero ya sin tanta fuerza. Hoy, Malbec es sinónimo de Argentina por más que la variedad sea francesa, y eso es una gran ventaja competitiva. Además de su destacada y reconocida relación calidad-precio; donde entra el Malbec, se queda. Porque es un vino expresivo, amable y fresco, con cuerpo para acompañar un sin fin de comidas, pero siempre con texturas dóciles.

Los Malbec destacados de Wine & Champ

Luego de varios años, es obvio que el Malbec fue el varietal más elegido de Wine & Champ, reflejo de la vitivinicultura argentina. Y si bien todos fueron seleccionados por sus cualidades y características, varios de ellos poseen atributos diferenciales que los destacan.

Algunos de ellos por reflejar bien el terruño del cual provienen, como el Áureo de Finca Buenaventura (Los Árboles), Traslapiedra Reserva Malbec (Paraje Altamira), Chañar Lorenzo Reserva Malbec (Los Chacayes), de Pontilli Wines su Malbec Roble (San Carlos) o Refrán de Cristian Morelli (Gualtallary), los tres con la fuerza frutal característica del Valle de Uco.

La primera zona mendocina fue la que más exponentes aportó, como los de la dupla Bonomo-Montiel. Valeria Bonomo y Sergio Montiel, decidieron en 2010 lanzar su propio proyecto de vinos de autor, es por ello que denominaron a la bodega con sus apellidos. Ambos comparten además la vida, ella es ingeniera agrónoma y el licenciado en enología. Hoy tiene a cargo un proyecto que se llama Bautem donde se elaboran vinos premium con sus líneas ABITO. Por su parte, Sergio trabajó en bodegas boutique como Dolium, Piattelli Vineyards, Bodega Calle y Las Piedras Pura Vid. En la actualidad trabaja liderando bodegas como Fincas Don Martino. Además del Abito Reserva Malbec, seleccionamos el Bonomo-Montiel Reserva, y el Reserva Malbec de la línea Superiore de Martino Wines, elaborado por Sergio.

Continuando en la primera zona, de Agrelo el Meraky Reserva Malbec y el Malbec de Agrelo de Bodega Iral. Se sabe que Perdriel es otra de los rincones más tradicionales de Luján de Cuyo, y de allí propusimos el Fábula Malbec del enólogo Ignacio Macciardi.

De Patagonia, el Malbec 006 de Bodega Anielo y del NOA el Sunal Blend de Alturas de Agustín Lanus. El primero con la frescura típica de la región, mientras que el segundo con el ímpetu de la altura y las condiciones extremas de los Valles Calchaquíes.

También hay lugar para bodegas de renombre, pero que tienen como filosofía elaborar vinos con muchos cuidados. Así fue que el Malbec Estate de Benegas Lynch también fue elegido por Wine and Champ. Incluso hubo espacio para presentar vinos con un concepto moderno, ideales para consumo descontracturado como el Errante Malbec y el Buena Fama Reserva.

Por último, los Malbec orgánicos y biodinámicos de Finca Dinamia para poder explorar la tendencia de vinos más naturales que viene creciendo muy fuerte en los últimos años, potenciada por las condiciones naturales de los diversos terruños argentinos.

Y si bien nadie necesita excusas para brindar, descorchar un buen Malbec y compartirlo es una manera de promover el consumo de buen vino, y pasarla muy bien.

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.