El equipo de Bodega Familia Schroeder elaboró un completo informe sobre el desarrollo de la cosecha 2021.

¿Cómo calificarías la vendimia 2021 en San Patricio del Chañar en cuanto a cantidad y calidad?

“Es una vendimia record, histórica para nuestra bodega. El trabajo fue un poco más sencillo ya que  pudimos aplicar los protocolos de pandemia teniendo la experiencia del 2020.

Este año se ha logrado una cosecha de gran calidad, con una sanidad impecable. Es nuestra cosecha diecinueve y ya hemos adquirido la experiencia del tiempo. Hemos podido lograr una altísima calidad de Pinot Noir, que es la variedad en que la bodega especializa y que siempre es el gran desafío… es una variedad que es difícil. La acidez y frescura de este año son excelentes, debido a que hemos tenido una maduración más completa y extendida, entonces esta cosecha no nos ha apurado. Además, los colores de la piel son impresionantes, es un hollejo bien crocante con un espesor más grueso que lo tradicional y el color de los vinos está justamente en la piel. Esto mismo se refleja en los vinos”, Lic. Leonardo Puppato, Gerente de Enología.

“En cuanto a cantidad, este año ha sido muy bueno. Rompimos el record de producción con un total de 33% más que la temporada pasada. En cuanto a la calidad se mantiene muy buena al igual que las temporadas pasadas. En nuestra finca conseguimos una excelente producción para Sauvignon Blanc, Malbec y Cabernet Sauvignon.” Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

“La cosecha este año fue excelente, con record histórico en kilos cosechados y óptimas condiciones de calidad en la zona. Principales razones: la maduración fue gradual, esto nos dio tiempo a cosechar cada variedad en su mejor momento de madurez, no tuvimos lluvias en periodo de cosecha que siempre genera complicaciones y tampoco hubo heladas que apuran dicha cosecha”. Herman Schroeder, Asistente de Agronomía.

-¿Cómo se comportó el clima? ¿y a diferencia de la vendimia anterior?

“Si bien hemos tenido una amplitud térmica importante, de aproximádamente 19 grados, se mantuvo un clima con temperaturas bien bajas, por eso se nota esa frescura y acidez en boca”, Lic. Leonardo Puppato, Gerente de Enología.

“En general, la última temporada ha sido algo distinta de la anterior: menos calurosa y más uniforme en cuanto a la temperatura, más húmeda pero más ventosa al mismo tiempo, beneficiándonos sobre todo en el momento del crecimiento de las bayas y en la etapa de maduración. Lo que se refleja exitosamente en la mayor cantidad y en la calidad enológica de los componentes de nuestros vinos. La primavera fue excelente para la floración y cuaje de las bayas, lo que explica el aumento de producción para el mismo manejo realizado todos los años”. Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

Informe del equipo de agrónomos

Los factores climáticos de incidencia en la cosecha son, principalmente, la temperatura, la humedad ambiente y la incidencia del viento.

En nuestra zona el clima no varía demasiado entre una temporada y otra. Nos encontramos en una zona  que se caracteriza principalmente por su buena amplitud térmica, fuertes vientos, escasas lluvias y gran incidencia lumínica.

 Comparación entre el período 2019-2020/2020-2021:

En primer lugar tenemos que destacar principalmente que en la última temporada no tuvimos complicaciones como granizo ni heladas tempranas durante la vendimia, que pudieran afectar a la producción o al proceso mismo de la vendimia.

Temperatura:

La temporada 2019-2020 fue un poco más calurosa que la 2020-2021, las curvas obtenidas en el análisis de datos técnicos son muy parecidas, sólo se diferencian picos de temperatura en diciembre y marzo de la temporada 2019-2020.  

Durante la temporada 2020-2021, la temperatura se mantuvo más uniforme y no presentó picos correspondientes a altas temperaturas

Está comprobado que las temperaturas cálidas dan como resultado uvas con más azúcares. Aunque las temperaturas normalmente aceleran el crecimiento y la maduración, hay un límite superior por encima del cual la asimilación se reduce. Es por esta razón que tener una temporada sin picos de temperatura como la 2020-2021 nos ha resultado en una madurez más lenta y progresiva, con óptimos resultados en cuanto acidez y componentes del aroma y el color

Humedad Ambiente y lluvias

Nuestra zona se caracteriza por ser seca, razón por la cual los mm de precipitaciones anuales para el cultivo de la vid son irrelevantes y es fundamental el riego en nuestra finca.

Al analizar la humedad de las dos temporadas se ve claramente en el período 2020-2021 fue mucho mayor que la anterior. De todas maneras los niveles de humedad no han representado alguna dificultad en cuanto a la sanidad de nuestro viñedo.

Viento

El viento es característico en nuestra zona durante todo el año, pero se intensifica durante la primavera. Lo que puede incidir en la floración y cuaje de la uva.

La temporada 2020-2021 ha sido mucho más ventosa que las 2019-2020, tuvimos fuertes vientos durante los meses de octubre, noviembre y diciembre. El resto de la temporada ha sido muy parecida con respecto a la anterior.

En nuestra zona, el viento es responsable de aumentar el espesor del hollejo como un método de defensa de la baya. Beneficiando así la producción de pruina y de los compuestos alojados en la piel, que inciden en el color del vino.

Lo que se evidencia en esta temporada, al igual que las anteriores, en el color final de nuestros vinos

-¿Y cómo manejaron los trabajos agronómicos en los viñedos? 

“No se han implementado manejos nuevos. Se realiza un seguimiento de las tareas culturales que venimos haciendo hace algunas temporadas”.

Los trabajos en viñedo esta temporada han sido bastantes duros de llevar a tiempo, ya que la pandemia ha provocado un desabastecimiento en lo que se refiere a mano de obra. Llevamos a cabo los trabajos culturales de 120 has, durante toda la temporada con un staff de 15 personas.

Contamos con la ventaja de que muchos de los trabajos están automatizados y/o con tecnologías nuevas que nos permiten realizar las tareas en menor tiempo.

Además, el hecho de ser pocos, ha fomentado el trabajo en equipo, consiguiendo que las tareas culturales sean más llevaderas y se puedan terminar antes.” Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

– ¿Con qué tipo de tecnología cuenta la bodega para ayudar y garantizar la calidad de la cosecha?

“En la finca tenemos muchos trabajos automatizados, con tecnologías nuevas, por ejemplo: el riego, la curadora multihilera, la limpiadora de bordos. Además, contamos con una cosechadora con comandos computarizados que permiten darle el movimiento justo de golpes de los bastones y revoluciones a las despalilladoras, de esta manera se evita la ruptura de granos y aplastamiento de semillas antes de llegar a bodega y luego un carro volcador que transporta la uva de la máquina cosechadora a la planta de recepción en bodega, cuenta con una capacidad de 2000 kilos para no aplastar la fruta y separa el jugo de los granos para que no se oxiden.” Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

 “Tenemos una seleccionadora óptica nueva, ya con un año de experiencia utilizándola. El año pasado fue la primera en ingresar al país y estamos muy contentos. Nos separa lo que son las hojas de algún palito que podría venir desde el viñedo y se obtienen los granos de acuerdo a 4 niveles de selección, lo que  ayuda a hacer los distintos estilos de producto.

Este último año se incorporaron nuevos tanques para poder trabajar más cómodos, tener mayor capacidad en la bodega y, desde lo enológico, tener la posibilidad de hacer maceraciones más largas en el momento en que la uva o el producto lo amerita.

Además, contamos con un sector especial para elaborar Pinot Noir, con tanques que tienen una altura y una proporción adecuada que respeta la fruta y la variedad. En este sector se continúa aplicando el proceso gravitacional, que es ideal para mantener los granos enteros y que lleguen al tanque de la misma forma. Realizamos la menor manipulación posible en la uva, respetando siempre la naturaleza y la fruta. Por eso aplicamos el pisón neumático, para ir presionando solo las uvas y también el mojado muy suave del sombrero, para poder extraer el color. Es una técnica con la que se obtienen taninos agradables porque se produce una extracción más suave” Lic. Leonardo Puppato, Gerente de Enología.

-¿Qué destacarías de la calidad lograda?

“Con respecto a calidad, hemos logrado los objetivos que tenemos para las diferentes líneas y los diferentes mercados de acuerdo a los cortes.

Entre los blancos creo que va a sobresalir el Chardonnay. Entre los tintos la vedette fue el Pinot Noir y el Malbec, son dos varietales que este año han sido fantásticos por su madurez, su color, su frescura. Se encuentran exponentes muy buenos en las diferentes líneas.

Con respecto a espumantes también fue un año muy bueno. Como la cosecha se inició adelantada, se pudo trabajar cómodamente, se hicieron bien los vinos bases.

Ya tenemos envasado los primeros productos de nuestros Deseado blanco y rosado. Se van a destacar, sobresale la frescura, la fruta y la intensidad en nariz, de una manera que no se percibía el año pasado.” Lic. Leonardo Puppato, Gerente de Enología.

“En cuanto a cantidad, sorprendentemente este año rompimos el record de producción en lo que respecta a Sauvignon Blanc, con 71 % más que la temporada anterior. Para Chardonnay no ha sido un año excepcional, pero de todas maneras tuvimos buenos resultados con 10 % más de producción con respecto a la temporada pasada.” Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

-¿Cómo fueron las etapas de la actual cosecha?

“Desde el momento que nacen los racimos se hacen monitoreos para seguir el desarrollo, crecimiento y la sanidad de la uva. A mediados de enero con muestreos a campo para hacer un seguimiento de la evolución de las características organolépticas, sobretodo acidez y azúcar. Luego comienzan los muestreos para llevar al laboratorio y, conforme a los resultados, el equipo de enología determina si es o no momento oportuno de la cosecha.

Generalmente comenzamos cosechando Chardonnay, Pinot Noir (una parte), Sauvignon Blanc, Malbec, Merlot y Cabernet Sauvignon. El resto del Pinot Noir se cosecha a principios de mayo y se destina a la elaboración de vinos tardíos”. Ramiro Guiroy, Ingeniero Agrónomo

“Esta cosecha tiene muy buenas características, muy buen rendimiento, y buenas condiciones. Comenzamos el 28 enero con uvas blancas: Chardonnay y Sauvignon Blanc, para bases de espumantes después los rosados de Pinot Noir, y de vuelta repetimos Chardonnay y Sauvignon Blanc para vinos tranquilos. Después comenzamos con las tintas, primero Pinot Noir, después Malbec, Merlot y Cabernet Sauvignon. Terminamos con el Pinot Noir para tardío”. Herman Schroeder, Asistente de Agronomía

“Fue una cosecha larga, arrancó temprano y terminó con el Pinot Noir Tardío con la uva en óptimas condiciones.

La cosecha 2021 fue muy buena para el tardío. La maduración fue lenta pero pareja. Fue un año que no nos corrió, se pudo llegar al punto óptimo enológico gustativo y de análisis con una sanidad importante para poder lograr un producto de alta calidad, con una concentración óptima. Es un vino que tiene una alta graduación alcohólica -16 grados de alcohol- y va a tener un remanente de 75 a 80 gramos de azúcar natural.

El Pinot Noir para un vino se cosecha en febrero, aproximadamente en la primera quincena. Para obtener el Cosecha Tardía de Pinot Noir, la vendimia se realiza en mayo y hay que lograr llegar con una uva lo más cuidada posible, por eso lo controles diarios y los trabajos que hay que ir realizando en el viñedo.

La producción de este año todavía está en proceso de fermentación, si bien ya se ha hecho el descube (se ha separado el jugo, de las semillas y el hollejo), las levaduras aún están trabajando, consumiendo los últimos gramos de azúcar hasta que se vayan muriendo por sí solas, por la misma intoxicación de alcohol. Si bien hoy no se puede vislumbrar el producto final, viene mostrando un buen perfil, con una acidez buena para la maduración que tiene y eso es propio de la Patagonia. Si bien tiene mucha azúcar, se puede tomar fácil y la acidez propia de la uva de la zona ayuda mucho con la graduación alcohólica alta.

La producción de este año va a ser cercana a las 12.000 botellas de 500ml, en la que se presenta nuestro Saurus Pinot Noir Tardío”. Lic. Leonardo Puppato, Gerente de Enología.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.