La historia del vino argentino es mu rica y comenzó a mediados del silgo XVI y se potenció con la segunda llegada de los inmigrantes en el siglo XIX. Y si bien hay más de una decena de bodegas centenarias en funcionamiento, son pocas las que se pueden dar el lujo de descorchar vinos antiguos para conmemorar eventos especiales.

Cada cuatro años el Mundial atraviesa a todos los argentinos porque el fútbol es una pasión. Es por ello que la idea del Grupo Peñaflor de relacionar el mundial con el vino para agasajar a los periodistas en su día (7 de junio) fue un golazo de media cancha.

Fue al mediodía en La Cabrera, la famosa parrilla de Gastón Riveira, con la concurrencia de prestigiosos periodistas de todos los ámbitos y figurar mundialistas como el Chino Tapia y Daniel Bertoni campeones del mundo con la selección.

La propuesta fue descorchar un vino alusivo a cada mundial desde el 2014 con la guía de Sergio Casé, enólogo de Trapiche; la bodega más representativa de la cata. Y se convirtió en una experiencia memorable para todos. Quizás muchos aprovecharon más a hacer sociales y a picar las delicias que llegaban desde la parrilla que a degustar los vinos. Pero los que pusieron el foco en las copas y en las palabras del enólogo se llevaron un premio, un verdadero agasajo vínico que quedará en el recuerdo para siempre por las enseñanzas que cada vino brindó, sobre todo los más viejitos.

La degustación
(no se califican los vinos porque la mayoría son añejos, pero al final se muestra una lista con el orden de preferencia).

1) Manos 2014 – Mundial Brasil
Obviamente fue el vino más actual de la degustación. Un Malbec creado en 2004 y que fue evolucionando al ritmo de la vitivinicultura argentina. Hoy se elabora íntegramente con uvas de Gualtallary, de parcelas muy estudiadas y con la particularidad que se sigue desgranando a mano (por eso el nombre), y se van incorporando las uvas en la cuba durante varios días.

Es Intenso y equilibrado, bien expresivo, de buen cuerpo, jugoso y joven, bien refrescante, con lo mejor de la fruta roja y con la madera muy bien integrada (24 meses en roble nuevo). De trago ágil, con fluidez y agarre, no muy profundo, pero con gran potencial.

Guarda: Se podrá disfrutar sin duda hasta el Mundial Argentina – Uruguay 2030.

2) Iscay Malbec-Cabernet Franc 2010 – Mundial Sudáfrica
Hoy ya no sorprende, pero esta cosecha fue la que confirmó lo acertado del cambio que propuso Daniel Pi en esta clásica línea de Trapiche que nació en 1997.

De aromas densos y ahumados, casi negros, con buen fruta y algo clásico por las notas lácticas crianza, y con lo herbal típico del Franc que sobresale al final. Hay cierta concentración y calidez pero bien equilibrada por la frescura, con taninos algo firmes. Tiene mucho potencial pero ya su complejidad está definida.

Guarda: Tiene vida para rato, pero se disfrutará más hasta Qatar 2022.



3) Trapiche Gran Medalla Malbec 2006 – Mundial Alemania
Esta marca nace en 2004 y se apoyó en ese gran vino que marcó una época. Hoy es una línea completa con el Malbec y Cabernet Sauvignon original, al que se sumó el Chardonnay y más recientemente el Cabernet Franc y el Pinot Noir. Es un vino muy seguido de cerca por Sergio Casé.

De aromas equilibrados y austeros, con buena fluidez y frescura. Un carácter de fruta roja bien madura, con los taninos que se mantienen algo firmes, de paso liviano pero con agarre y un final espaciado, con algo fenólico delicado que habla de cierta complejidad.

Guarda: Para descorchar mirando a Messi y compañía en Rusia 2018.

4) Trapiche Medalla 2002 – Mundial Corea/ Japón
Recordar que esta fue catalogada como la mejor cosecha de los últimos 30 años hasta ese entonces. Pero más allá del clima, luego la evolución fue continua e importante, por eso se puede decir que este vino es era, y por ende, sigue siendo bastante clásico.

De aromas y sabores terrosos, tierra mojada y buena fluidez. De estilo classy, de paso algo firme y con leves dejos fenólicos, también algo de caramelo quemado y ahumado, con un final de boca delicado, casi licoroso.
Guarda: Tranquilamente se lo podrá descorchar en Qatar 2022 y brindar por sus 20 años.


5) Iscay 1998 – Mundial Francia

El tapado según Sergio Casé, porque si bien este blend de Malbec y Merlot se embotelló, nunca llegó a salir al mercado por no alcanzar el nivel impuesto por su predecesor; básicamente porque se trató de una de las peores cosechas que se recuerdan.

De aromas poco expresivos, con notas de membrillo y taninos firmes, de paso algo astringente. Ya sin fuerza, y sus aromas gomosos y quemados hablan de mucha evolución. Mantiene frescura pero nada más.
Guarda: Con 20 años, ya cumplió, más allá de no haber salido nunca a la venta.

6) Trapiche Medalla 1994 – Mundial USA
Un clásico se convierte en clásico no solo cuando las cosechas nuevas asoman al mercado sino cuando las añadas viejas demuestran una atractiva evolución. Porque solo los vinos que trascienden el tiempo se consagran como grandes vinos.

SI bien sus aromas se sienten poco expresivos, son equilibrados. De paladar fresco y con leves dejos herbales que hablan de la madurez del Cabernet Sauvignon que se buscaba. También mantiene un agarre propio de los taninos del cepaje, y ese carácter europeo de la época. Fresco y muy bien guardado.
Guarda: Si alguien lo puede seguir estibando como se debe, hay vino para un par de mundiales más.

7) Trapiche Medalla 1990 – Mundial Italia
Todavía con su etiqueta tradicional y mostrando los grandes toneles que reinaban por aquel entonces en las grandes bodegas.

De aromas encerrados y algo animales, sin tanto equilibrio, con cierto amargor final, que mostraron una botella que ya se fue. Pero en la segunda abierta sus aromas eran frescos y con algo de membrillo, más agradable. Cosas que pueden pasar con las botellas viejas.
Guarda: Está para descorchar antes de la primera ronda de Rusia 2018.

8) Fond de Cave 1986 – Mundial Méjico
Cuánta historia detrás de esta clásica etiqueta que no aclaraba en aquel entonces que se trataba de un Cabernet Sauvignon varietal.

De aromas caramelizados, con algo de encierro y cierta expresión. Dejos ahumados suaves y sabores del tiempo. Paladar amable y muy caramelizado más allá de sus texturas incipientes. Cálido en su mensaje y de trago poco profundo. Se nota que es de otra era enológica, pero sobrevive.
Guarda: Para la sobremesa de algún partido polémico de la selección en Rusia 2018.

9) Fond de Cave 1982 – Mundial España
A igualdad de condiciones y esté plantado donde sea, el Cabernet Sauvignon le saca mucha ventaja a todos los demás cepajes; quizás solo algún que otro Nebbiolo o Pinot Noir le gane, pero son excepciones. Y por eso es el rey de los vinos.

De aromas equilibrados, con buen volumen, y si bien no es muy expresivo se mantiene con mucho equilibrio. De paso delicado, muy bien, incluso con cierto agarre y una madurez de fruta casi moderna. Con sus 36 años se llevó los aplausos de todos, incluido Sergio Casé.
Guarda: SI hay algún afortunado con una caja, descorchar uno en cada mundial porque seguro así como está, se mantendrá por muchos años más.


10) Fond de Cave 1978 – Mundial Argentina
Mas allá de los corazones, fanatismos y gratos recuerdos; tal como en el de 1986; el vino habla por su cuenta sin importar el puesto de la selección argentina en los mundiales.

De aromas equilibrados pero no muy expresivos. En boca mantiene agarre con cierta firmeza y una textura algo pastosa. Ya se fue.

Guarda: Se puede guardar como un grato recuerdo de las dos grandes pasiones argentinas.

11) Suter Etiqueta Marrón 1966 – Mundial Inglaterra
Ahora perteneciente al grupo, no solo sorprendió con este blanco de más de 50 años, sino también con un Malbec fuera de programa de 1944.

De aspecto nublado pero elegante. De aromas limpios y densos, algo resinosos, buen peso y no muy fresco, pero amable. Con volumen y notas licorosas y ahumadas, con un dejo floral seco. Sobrevive con hidalguía.
Guarda: No hace falta guardarlo más, pero si llegó hasta Rusia, puede hacerlo hasta Qatar 2022 sin problemas.

 

Orden de preferencia:

 

Grupo 1: (los jóvenes)
1) Manos 2014 – Mundial Brasil
2) Iscay Malbec-Cabernet Franc 2010 – Mundial Sudáfrica

Grupo 2: (los viejos)
9) Fond de Cave 1982 – Mundial España
6) Trapiche Medalla 1994 – Mundial USA
3) Trapiche Gran Medalla Malbec 2006 – Mundial Alemania
8) Fond de Cave 1986 – Mundial Méjico
7) Trapiche Medalla 1990 – Mundial Italia
4) Trapiche Medalla 2002 – Mundial Corea/ Japón
10) Fond de Cave 1978 – Mundial Argentina
5) Iscay 1998 – Mundial Francia

Grupo 3:
12) Suter Etiqueta Marrón 1966

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.