Argentina logró la participación más destacada de Latinoamérica en el Mundial de Cocina en Francia

El chef de Bariloche Emiliano Schobert obtuvo el puesto número 15 dentro del Bocuse d´Or, el mundial de gastronomía más prestigioso que se realiza cada dos años en el Lyon, Francia. Junto a su asistente Aixa Carosio representaron a la Argentina, llevando la identidad de la cocina nacional y patagónica ante los ojos del mundo. Noruega obtuvo el Oro por quinta ocasión.

Argentina recibió el premio a la mejor campaña de promoción del Bocuse d´Or y el póster diseñado por Pablo Bernasconi para el equipo argentino obtuvo el segundo lugar.

El pasado 28 de enero, pasado el mediodía de Argentina, se realizó en Lyon, Francia, la premiación del Bocuse d´Or 2015 en la que el chef Emiliano Schobert, Director de El Obrador Escuela de Arte Culinario de San Carlos de Bariloche, representó a la Argentina y obtuvo el puesto número 15, dentro de los 24 participantes, convirtiéndose en el mejor representante de Latinoamérica.

Además, Argentina recibió un premio por la Campaña de Promoción del Bocuse d´Or, entregado por la organización, y obtuvo el 2do puesto con el Poster Oficial del Equipo Nacional realizado por ilustrador Pablo Bernasconi, que fue votado por el púbico a través de internet.

Se trata de la sexta vez que nuestro país consigue clasificar para la final del Bocuse d´Or, la competencia bienal más prestigiosa de gastronomía que durante dos días reúne a 24 de los chef más prometedores del mundo. La bodega Terrazas de los Andes fue el Main Sponsor de Emiliano Schobert, acompañando por tercer año consecutivo a la Academia Nacional Bocuse d’Or Argentina, reconociendo el esfuerzo y sacrificio que implica participar de concursos a nivel nacional e internacional para nuestros chefs.

Noruega, con el chef Organ Johannessen, consiguió el Bocuse d´Or de Oro, Estados Unidos se llevó el 2do puesto y Suecia el Bronce. Por otro lado, Japón fue distinguido por su plato de pescado y Finlandia por el plato de carne presentado durante la competencia. Además, Hungría recibió un premio por el mejor póster.

Argentina al quedar decimoquinta obtuvo la mejor posición dentro de los países latinoamericanos.

El equipo nacional, integrado por Emiliano Schobert, Aixa Carosio y el entrenador Fernando Orciani participó el martes 27, en el primer del día de la competencia, en el box 7. Como jurado argentino estuvo Mauro Colagreco, el único chef latinoamericano con dos estrellas estrellas Michelin. El equipo tenía el desafío de cocinar en 5 horas y 35 minutos un plato de carne y otro de pescado, con la gallina de Güinea y la trucha como las piezas elegidas por la organización, y que debía ir acompañado de tres guarniciones y una salsa cada uno.

El reloj del conjunto argentino comenzó a correr a las 09:00 de Francia, fueron cinco horas y treinta y cinco minutos intensivos para presentar los dos menúes. Durante este lapso, se pudo observar un trabajo coordinado y eficiente de ambos integrantes de la selección nacional, producto de más de un año y medio de planificación y entrenamiento. El resultado final fue una propuesta culinaria que combinó las técnicas y sabores clásicos franceses como el foie gras y la trufa negra, con productos típicos de la Patagonia, como las morillas, además de ingredientes de fuerte raíz latinoamericana, como la papa y el maíz y sabores típicamente argentinos como las mollejas con manteca de chimichurri a la parrilla.

Tanto las creaciones culinarias de Schobert como la moldería y bandeja utilizadas, sorprendieron al jurado, y pusieron a la presentación del barilochense a la altura de los mejores del concurso. Cabe destacar que la propuesta integral del menú argentino está inspirada la estética del viento, elemento característico de la Patagonia.

“Fue una experiencia única, sentí estar en el Coliseo de la cocina mundial. Los países fuertes en el Bocuse, los siempre candidatos, son potencias en varios sentidos o aspectos. Creo que argentina hizo una buena presentación y mejoro su posición con respecto al mundial anterior”, aseguró Schobert.
A su vez, Aixa Carosio dijo que: “participar en el Bocuse d´Or fue muy intenso y motivador para mí. Fue posible ver muy buenos platos y muy buenos profesionales en acción, un gran aprendizaje”.

Argentina, participó en la primera jornada junto con Chile, Australia, Islandia, Reino Unido, Francia, Guatemala, Estados Unidos, Estonia, España, Marruecos y Suiza. Mientras que este miércoles, por la mañana, compitieron Dinamarca, Finlandia, Alemania, Hungría, Singapur, Malasia, Japón, Corea del Sur, Noruega, Suecia y Canadá.

Emiliano Schobert, es el sexto chef argentino que llega a la final del Bocuse. Antes lo hicieron Darío Gualtieri (1999), Diego Gera (2001), Martín Molteni (2003), Emiliano Sabino (2007) y Juan Pedro Demuru (2011). Emiliano tiene 40 años y es padre de 3 hijos, nació en San Justo, provincia de Buenos Aires. Estudió y vivió en Córdoba y desde 2001 reside en Bariloche. Comenzó estudiando magisterio para ser maestro rural, pero la vida lo llevó a la cocina. Estudió la carrera de cocinero profesional en Celia Escuela Gastronómica, Córdoba. Se desempeñó como jefe de cocina en distintos restaurants de Córdoba y Bariloche y desde 2007 dirige junto a su esposa, Lucía De Biaggio, El Obrador Escuela de Arte Culinario en Bariloche.

El equipo nacional se encuentra en Francia desde el 5 de enero. En Mentón, más precisamente en el restaurante Mirazur del argentino Mauro Colagreco el conjunto nacional realizó la última parte de su entrenamiento de cara al Bocuse d´Or donde Colagreco hizo de jurado argentino.

El apoyo de Terrazas de los Andes

Terrazas de los Andes acompaña por tercer año consecutivo a la Academia Nacional Bocuse d’Or Argentina, reconociendo el esfuerzo y sacrificio que implica participar de concursos a nivel nacional e internacional para nuestros chefs.
“Creemos que el vínculo entre la gastronomía y la vitivinicultura está presente en todo momento, ya que todo buen plato se termina, se redondea, con un buen vino. La gastronomía forma parte de nuestra cultura al igual que los vinos, y es por eso que Terrazas de los Andes apoya esta gran iniciativa y la participación de Emiliano Schobert. Confiamos en el potencial que hay en la gastronomía local y creemos que tiene todas las condiciones para destacarse en el mundo y ser un referente a nivel mundial”, dijo Fernando Gouiran, Director de Comunicaciones, Eventos y Trade Marketing de Moët Hennessy Argentina.
Para Terrazas de los Andes es importante colaborar con la consagración de los chefs locales en el desafío de competir internacionalmente, llevando nuestra cocina al mundo.
“Durante este tiempo hemos tenido la oportunidad de estar en contacto con Emiliano de manera directa en varias oportunidades tanto en Buenos Aires, como en Bariloche y Mendoza, y en todas las ocasiones nos transmitió la pasión que tiene por la cocina y por el Bocuse d´Or”, concluyó Gouiran.

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.

Una Respuesta

  1. juan pablo

    Excelente la nota!!! solo un detalle que hay un argentino mas que fue el primero en competir que fue Fernando López Scharpf cabe destacar a este cocinero tmb abrazo!!!