Santa Rosa, la primera quesería del país que desde hace 100 años se dedica con exclusividad a la elaboración de quesos, celebra un siglo perfeccionando el fino arte de la justa maduración y el estacionamiento. Por eso, para el festejo de su aniversario llegó al país la familia Bongrain, fundadora del Grupo Savencia Fromage & Dairy, compañía número uno en el mundo en quesos finos de especialidad, que en 1990 adquirió Santa Rosa Estancias SA de manos de otra familia, los Bemberg. De esta manera a lo largo de un siglo Santa Rosa solo tuvo dos dueños, dos familias que la llevaron a ser la quesería de mayor expertise del mercado en quesos finos.

Fundada en 1919, Santa Rosa cuenta con 3 plantas ubicadas en la provincia de Santa Fe, donde se procesan más de 15 millones de litros de leche al año. Con una producción anual de 1400 toneladas, Santa Rosa posee una posición de liderazgo en el mercado de quesos duros y queso azul, y su crecimiento interanual a la fecha es de +16%, en un contexto de fuerte caída del consumo. 

Hoy la marca apuesta a ampliar su distribución en CABA, AMBA y ciudades del interior como Córdoba, Mendoza, Rosario, y tiene planes para llegar a nuevos mercados en la región. Al respecto Alejandra Bartolomé, Directora de Marketing de Savencia Fromage & Dairy Argentina y Latinoamérica, anticipa: “Nuestra calidad nos ha llevado a ocupar una posición de liderazgo en el mercado local y crecer más allá de nuestras fronteras. Hoy Santa Rosa es elegida por consumidores de Chile, Uruguay, Rusia -entre otros países- y tenemos previsto en el corto plazo continuar nuestra expansión en otros mercados como Colombia y México”. 

Este crecimiento se apoya en pilares sólidos como el respeto por la calidad, la maduración óptima y la artesanalidad, atributos que han convertido a Santa Rosa en sinónimo del mejor queso argentino. 

En Santa Rosa, respetamos los procesos de maduración necesarios para obtener quesos con el sabor, la textura, y el aroma que los hacen únicos. Aprendimos a ser pacientes, a esperar que cada queso llegue a su punto óptimo con la más alta calidad. Y aunque contamos con la mejor tecnología para elaborar nuestros productos, lo artesanal sigue siendo nuestro sello” -agrega Orlando Luciani, Maestro Quesero de Santa Rosa.

En el mercado local, la educación del consumidor y de actores intermedios a través de la Escuela del Queso Savencia Fromage & Dairy, contribuye también a promover la cultura quesera en el país, compartir el conocimiento y transmitir esta pasión a más personas.

Acompañando a este crecimiento, Santa Rosa sorprende siempre con nuevas propuestas y trae una novedad creada para el festejo de los 100 años de la marca experta en la maduración óptima de quesos: Las Ediciones Centenario. Se trata de una nueva versión de dos de sus más exitosas variedades de quesos, Provolone y Reggianito, con el doble de maduración con respecto al producto estándar, lo que les permite lograr un sabor y aroma más intenso y una textura única. Esta propuesta, presentada a comienzos de este año, acerca al consumidor una partida especial de quesos Extra Madurados. Un Provolone, variedad  emblemática de la firma, que forma parte de una edición limitada de sólo 2000 hormas con 14 meses de maduración, y un Reggianito con 12 meses de maduración del cual solo se elaboraron 2000 piezas.

Con el lanzamiento de esta Edición Centenario, Santa Rosa completa el porfolio de la marca que incluye una amplia variedad de productos tradicionales como su Atuel, el queso Azul, el Sardo, la Provoleta parrillera y su nuevo Fontina, lanzado al mercado hace pocas semanas.

Además, en el marco de la celebración de sus 100 años,  a partir del mes de junio Santa Rosa comenzó también su primera campaña masiva. El spot, que actualmente se ve en TV y Digital, muestra el proceso de creación de un buen queso dándole el tiempo a lo que vale. El comercial es relatado desde el punto de vista y la experiencia de Orlando Luciani, el  Maestro Quesero de Santa Rosa desde hace 30 años, quien fue elegido para ser el auténtico protagonista de la historia. 

Para poner en primer plano la importancia del tiempo y el conocimiento para lograr la excelencia, Santa Rosa decidió crear además un  libro que narra la historia de la marca desde sus orígenes y educa sobre maridajes, servicio y cata de quesos, la importancia de la maduración óptima y además comparte recetas inspiradoras con sus quesos.

Desde su fundación por Otto Eduardo Bemberg en 1919, la familia Bemberg se dedicó a desarrollar una quesería de calidad, poniendo foco en el capital humano, la artesanalidad de la elaboración y la calidad de la materia prima, entre otros factores determinantes de su proceso de crecimiento entre los avatares de la política y la economía de Argentina. Así, este libro escrito por Santa Rosa para celebrar su centenario y documentar el camino al éxito de una de las marcas más valoradas por los argentinos, se transforma en un material de alto valor histórico por los testimonios recogidos de sus protagonistas, el archivo fotográfico recuperado y la reconstrucción del camino transitado. 

+ info en www.santarosaquesos.com.ar

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.