La historia de la pizza en nuestro país se remonta a la historia de los inmigrantes italianos que la trajeron hace más de un siglo y medio atrás. De allí, nació el estilo de masa “al molde” con tomate y muzzarella, que la convirtió en una de las más grandes tradiciones de nuestra gastronomía popular.

Desde el momento en que los pioneros la trajeron como parte de las costumbres de su patria natal, se originó una versión local “al molde”, que luego dió paso a variaciones que van desde hacerla a la parrilla con toques gourmet, a una versión de matambre a la pizza, que combina las dos pasiones del paladar argentino, la carne y pizza.

Hay datos que avalan que el origen de la receta se remonta a mediados del 1800 en Nápoles, aunque también existen versiones que sostienen que su origen se data desde los inicios de la civilización moderna. Lo que no está en duda, es que a nuestro país llegó de la mano de primeros inmigrantes italianos.

Pero la pizza no es la única herencia italiana a nuestra cultura popular, su historia va unida a la del vermut. Ambos, fueron  traídos a nuestro país para sentirse más “en casa”, y mantener la costumbre de esperar la comida con un Cinzano con soda, ya sea en la mesa hogareña, en bares, bodegones o en cantinas.

No es casual que Argentina sea uno de los países donde más se consume pizza y se toma Cinzano en el mundo, lo que demuestra que la herencia de los antecesores italianos sigue intacta. Es claro que la pizza y el vermut representan una forma de encontrarse en la mesa, y la renovación permanente de la cultura popular.

Plato popular, y bebida genuina, con una historia que demuestra que lo que es bueno se mantiene en el tiempo como clásico.

Link para ver el documental: https://youtu.be/fdvkks7vYT4

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.