Para escribir una página en la historia vitivinícola argentina hacen falta muchas cosas además de esfuerzo. Bodega y viñedos vienen bien, pero más importante son la visión, el compromiso y la vocación de desafío. Esto fue lo que motivó a la familia Schroeder a emprender este largo y arduo pero placentero camino del vino argentino hace casi dos décadas.
Roberto Schroeder es la cara visible de la bodega familiar desde el primer día. Hoy, ya devenido en bodeguero y uno de los que hicieron posible la inclusión de Neuquén al mapa vitivinícola nacional, reconoce que el esfuerzo valió la pena. “Después de quince cosechas seguimos apostando por elaborar los mejores vinos que la región nos permita”, comenta Roberto; al tiempo que anuncia una nueva etapa en la distribución de sus vinos a nivel nacional con grandes expectativas por llegar a más consumidores.


Su compañero vínico desde el comienzo es el enólogo Leo Puppato, un mendocino que se mudó a Patagonia (vive en Cipoletti) sin dudar, confiado en el potencial de la región.
Ya hace 16 años que está en San Patricio del Chañar; desde que se plantó el viñedo en 2001. La primera añada fue 2003, es decir que Leo vio crecer a la región y a la bodega, y reconoce que fue un camino de prueba y error, porque todo es diferente respecto a Mendoza. Por ejemplo, se riega el doble porque la evapotranspiración es mayor.
Por otra parte, desarrollaron desde el inicio clones y píes específicos de Pinot Noir, convencidos en lograr una alternativa diferencial al Malbec, sobre todo en el exterior.
Actualmente elaboran dos millones de botellas al año, de las cuales casi el 50% son de espumante; incluyendo 600.000 de Deseado; el espumoso dulce natural a base de Torrontés que marcó la cancha. Y si bien hoy juegan en todos los segmentos con sus espumantes Charmat Lungo, Leo tiene in mente reflotar el Saurus Extra Brut para dar pelea en esa categoría hot. Cabe destacar que Leo empezó en Chandon, donde se molía el 80% del Pinot Noir del país, todos para champañas. Esa experiencia fue la base de Schroeder para el desarrollo del Pinot Noir en todas sus facetas.


El propietario de la bodega resalta que en el PEVI 2015 / 2025 (El Plan Estratégico Vitivinícola), se describen el gran éxito de los Estados Unidos y el gran fracaso de España, quienes tenían una producción de 80% tintos y 20% blancos. Pero hoy, por los cambios en los usos y costumbres de los consumidores, están en 50/50. “Los nuevos envases, y el auge de los vinos blancos y rosados fueron claves de estos cambios, y el Pinot Noir entra en esta nueva categoría. Lo bueno sería no canibalizar consumo de tinto generando nuevos consumidores”, sostiene Roberto.
Familia Schroeder goza de un buen equilibrio entre las exportaciones (algo que Roberto sigue de cerca) y las ventas del mercado interno. Otro ejemplo de su consistente propuesta es que los blancos representan el 10% del portfolio total, eso les permite vender toda la producción dentro del año, y volver a salir al ruedo siempre con la nueva vendimia. A nivel local, sus vinos emblemáticos en góndola son los varietales de Saurus ($215) y Saurus Select ($373).

Pinot Noir, la gran apuesta

Hoy, más allá de la obligada apuesta por el Malbec, se convirtieron en los mayores productores de Pinot Noir de la Argentina, con siete etiquetas. Algo que a priori puede no ser tan sorprendente ya que es uno de los cepajes emblemáticos de la zona.
Sin embargo, es la única bodega del país que armó una micro bodega interna dedicada exclusivamente al varietal. Desde la plantación de los viñedos, a principios de milenio, fue una de las variedades más elegidas por ellos, con clones de Inta de Río Negro. Aunque ahora poseen muchas hectáreas con el clon R4 sobre pie americano, de las cuales provienen las mejores uvas que terminan en el Familia Schroeder y en el Saurus Barrel Fermented.
En la micro bodega para hacer Pinot Noir los tanques son abiertos, similares a los que utilizan en Oregon (la zona productora de los mejores Pinot Noir americanos), con la relación uno a uno para una mayor exposición de los hollejos, y lograr así extracciones más suaves. Esto es fundamental para alcanzar mayor fineza, explica el enólogo que además, cuenta con el asesoramiento de Paul Hobbs, reconocido flying winemaker con gran expertise en la variedad.
Hoy elaboran siete vinos a base de Pinot Noir dentro de la bodega, incluyendo el Cosecha Tardía, siendo su segunda cepa en exportaciones detrás del Malbec. “La idea es mostrarlo más en el mercado interno ahora que la bodega tendrá un contacto directo con clientes y consumidores”, se entusiasma el enólogo.

Más allá del Pinot Noir

De los blancos el Chardonnay y el Sauvignon Blanc son sus vinos más destacados. Los de la línea Select poseen apenas un 30% de madera, porque privilegian la fruta, aunque es una bodega que mira y escucha mucho a los mercados de exportación. Saben que en Estados Unidos quieren más madera, mientras que en el Reino Unido menos. Para el Sauvignon Blanc utilizan el clon 242, porque prefieren un vino más elegante y cítrico, con potencia de fruta. Al parecer, en 2018 se equilibró el viñedo y obtuvieron mejores resultados. Del Chardonnay poseen tres clones, pero antes se cosechaban las uvas de los terrenos más abajo, y ahora se utilizan las que vienen de arriba de la barda, de parcelas con suelos más pedregosos.
“2017 fue un año de gran potencial para el Merlot”, afirma Puppato al presentar el Select, que pasa solo el 40% por barricas de segundo uso durante un año, ya que sabe en botella la madera le puede ganar al vino. Él es de los pocos que confía en el futuro del cepaje, aunque si bien en los Estados Unidos sigue siendo el vino más vendido, está muy bastardeado. No obstante, asegura que en la región hay buenos exponentes como Canale y Patritti. Por eso, confiados por su potencial, desde 2013 lo incorporaron a la línea top de la casa; Familia Schroeder. “Es una variedad de bandera para la región, antes que el Pinot Noir, porque eran los viñedos más ordenados, pero el volumen no es muy grande y hoy ya está detrás del Pinot Noir”, comenta Puppato.
Para él las añadas 2017, 2016, 2015 fueron muy distintas y dieron tres estilos diferentes, desde el más frutal hasta el más maduro y complejo.
Un dato para tener en cuenta; al enólogo le gusta mucho el estilo del Barrel Fermented 2017. Para elaborar estos vinos deja algunos tanques con racimos enteros y después hace el corte. “Todas las barricas son de tostados suaves y a baja temperatura por mucho tiempo, porque respetan mejor al vino. Y en esta línea siempre usamos nuevas, pero por menos tiempo; ahora seis meses”, explica el hacedor.


La elaboración del Malbec es similar a la del Pinot Noir Barrel Fermented. Las uvas van a un tanque por gravedad, se hace una maceración en frío durante 3 o 4 días, y solo el jugo fermenta en barricas, como un blanco.
Para los Familia Schroeder se hace una elaboración tradicional, con más maceración y más extracción. “La consigna es lo mejor que puede hacer la bodega en el año. Elaboramos y criamos en barricas cada varietal y luego armamos un corte de entre 4500 y 6500 botellas de cada uno, buscando vinos más complejos”, resume Puppato.
Hoy la bodega ofrece 26 vinos, incluyendo dos rosados de Pinot Noir y Malbec. “Hay que adaptarse a lo que les gusta a los compradores, ver que opiniones tienen
para orientar nuestros productos a sus mercados”, dice Roberto Schroeder. Así nació uno de los vinos más exitosos de la casa; Deseado en 2005. Un espumoso a base de Torrontés y Moscatel Amarilla, de fermentación directa (tipo Asti italiano), con menos de 10 grados de alcohol y 63 gramos de azúcar residual.
Además, prometen sumarse en breve a la moda del Cabernet Franc ya que llevan tres añadas adentro, la idea es salir con un Barrel Fermented que se destaque por personalidad, aprovechando que no hay muchos en la región.

Degustación de los vinos de Familia Schroeder

Rosa de los Vientos Nature s/a
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $435)
Este vino se hace en tanques chicos de 6000 l por el método Charmat, a base de Pinot Noir. De aspecto intenso y nombre atractivo. Con buena burbuja, simple y afrutado, con algo de carácter y un equilibrio refrescante. De final amable y expresivo, ideal para servir de aperitivo.
Puntos: 89

Saurus Select Sauvignon Blanc 2018
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $373)
Si bien es uno de los cepajes emblemáticos de la Patagonia, no abundan en góndola vinos que se destacan. En esta nueva cosecha la tipicidad no es ostentosa, más bien amable y refrescante, con algo de fruta blanca y leves dejos cítricos. De paladar franco y voluptuoso, equilibrado y profundo. Mucho para su segmento.
Puntos: 88,5

Saurus Select Chardonnay 2018
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $373)
De aromas limpios y poco expresivos, austero tal como se espera del varietal. De ataque refrescante y directo, con buen volumen y cuerpo, con un carácter de frutas blancas. Fácil de tomar, con buena estructura y la madera bien integrada. Ideal para llevar a la mesa.
Puntos: 87,5

Saurus Select Merlot 2017
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $373)
Sus primeros aromas hablan de crianza, pero enseguida se percibe la fruta negra. De trago fresco y amable, con buena fluidez y un dejo herbal. También franco, con buena fruta y taninos incipientes. Final fresco y expresivo, y el roble vuelve a asomar sobre el final de boca.
Puntos: 88,5

Saurus Select Pinot Noir 2017
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $373)
Tinto de aromas tensos y apoyados en la fruta. Paladar en línea, con buena frescura y texturas finas pero incipientes. Con fluidez y frescura, y una expresión de frutas rojas con cierta energía y algo de calidez final. Muy buena vibrancía en su paso por boca, con un agarre suave, poco profundo y final agradable.
Puntos: 89

Saurus Barrel Fermented Pinot Noir 2016
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $549)
De aromas elegantes y delicados, bien austeros, pero con algo de frutas negras, Hay tensión y buen nervio en boca. De paladar franco y con un carácter de frutas negras que habla de la tipicidad varietal. En la copa va de menor a mayor, con paso delicado y tenso, y una complejidad potencial.
Puntos: 91

Familia Schroeder Pinot Noir 2015
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $1069)
En sus aromas sobresalen primero las notas de crianza, con algo de frutas pasas. Con buena frescura, algo de concentración, y leves tonos de evolución. Voluptuoso y de expresión equilibrada, con un final profundo que delata su larga crianza en barricas nuevas de roble francés.
Puntos: 90

Saurus Pinot Noir 2018
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $215)
De aspecto y aroma inconfundible, directo y agradable carácter frutal. Paladar fresco, pero no muy expresivo, con buena tipicidad, trago amable y ágil. Es un vino ideal para disfrutar por copa o con pescados a la parrilla.
Puntos: 87,5

Saurus Barrel Fermented Malbec 2017
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $549)
Tinto de buena concentración, tanto en aspecto como en aromas. Expresivos y con un carácter nítido de frutas de baya, con ciertos dejos herbales que aportan frescura y resaltan su nervio. Taninos incipientes y buen volumen, con equilibrio y fluidez. Hay intención con potencial, y una muy buena expresión de Malbec patagónico.
Puntos: 91,5

Familia Schroeder Malbec 2015
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $1069)
De aromas equilibrados, algo negros en su carácter, pero frescos. De paladar franco y con la madera muy bien integrada. Trago tenso, con taninos incipientes y notas de frutas negras. Hay mucho potencial acá, y la certera posibilidad de ganar complejidad con la guarda, por su acidez sostenida y buena profundidad.
Puntos: 91

Familia Schroeder Merlot 2015
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $1069)
Sus aromas hablan más de la crianza. De paladar fresco, con tensión, pero también equilibrio. De cuerpo amable y generoso, algo de frutas maduras, con dejos especiados. Es un vino más classy por la crianza, pero con frescura actual. Taninos algo firmes que pueden suavizarse con la estiba.
Puntos: 90

H. Schroeder Brut Rosé s/a
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $660)
De muy buen aspecto rosé, tenue pero brillante. Sus burbujas finas son persistentes. Con buen equilibrio y más apoyado en la fruta, es un vino con buen equilibrio en cada trago.
Puntos: 90

Deseado Dulce Natural 
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $305)
Un vino que sabe lo que quiere y lo expresa desde el vamos. De aromas florales y burbujas medias. De trago simple y directo, pero con sus expresiones muy bien logradas. Refrescante y frugal.
Puntos: 88

Saurus Cosecha Tardía Pinot Noir 2016
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén
$ – $$ – $$$ – $$$$ (Nov2018 $395)
De aromas amables y con notas de madurez, paladar franco y fresco con cierta evolución. Buena concentración y taninos que marcan su paso, y final con notas de torrefacción. Un vino original para acompañar postres de chocolate.
Puntos: 87,5

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.