Piero Incisa della Rocchetta no mide más de dos metros, y está vivito y coleando, no como el líder del siglo XVII que transformó Rusia y la sentó las bases de la potencia que es hoy en día.

Muy lejos de eso, este Piero, es italiano, pero también argentino; aunque por casualidad. Ya que por haber degustado un vino nuestro a ciegas en una cena de gala en NY, se vino sin dudarlo con ganas de hacer historia. Y como su sello es la elegancia, su paladar está más cerca del Pinot Noir que del Malbec. Es por ello que se sumergió en el Alto Valle de Río Negro en busca de esas viñas viejas y abandonadas existentes del prestigioso cepaje.

 

Untitled-11

Hace más de diez años que Piero elabora en nuestro país. Ya con bodega y viñedos propios; los cuales maneja bajo los mandatos biodinámicos por elección; no por sacar provecho comercial sino por convicción. Gracias a ello, y sacrificando hasta el 85% de su uva, a mano de las palomas, hoy ha logrado una biodiversidad que se siente en el vino. Porque son vinos naturales, con un mensaje natural y con intensiones naturales. Y al parecer tuvo mucha puntería ya que Mainqué, el paraje donde están sus viñas, ha salido seleccionado como el mejor terruño nacional de acuerdo a un estudio privado recientemente encargado por Wines of Argentina.

Se presentó en el exclusivo restó de Palermo Unik; como todos los años para esta época; con las ganas renovadas de mostrar lo que hace. Esta vez fue el turno de los 2013 y de una interesante novedad. Amor Seco 2012 ($220), un Merlot diferente, pensado para consumir más a menudo. Antes, esta selección que sobraba del Mainqué, se consumía en bodega. Hoy, lo comparten con nosotros.

Untitled-15

Luego llegó el momento de las estrellas del día. El Barda 2013 ($280) y el Chacra 55 2013 ($600). Si recuerdan los 2012, fueron vinos más sueltos, jugoso y amablemente frutados pero hijos de la lluvia. Estos poseen una tensión muy definida, y eso potencia todos sus atributos.

El Barda posee muy buen carácter y tipicidad, hay tensión con una elegancia de juventud. La fruta es algo madura pero con carácter turgente. Hay mineralizad y dejos terrosos, manda la frescura y tiene algo más de potencia que el 2012, que era más liviano. Muy interesante su equilibrio entre textura y frescura. Es muy interesante como limpia el paladar, con gusto, no invade y no es profundo, pero te susurra durante toda la comida. Un vino peligroso, porque es difícil decir basta.

Untitled-14

El Chacra 55 mantiene esa tensión pero mucho más filosa. Es un vino que se expresa a partir de sus texturas más que de sus aromas y sabores. Pero es desde ese lugar que muestra muchas facetas. Voluptuoso y equilibrado.

 

Según Piero son vinos intelectuales, ideales para ampliar tu vinoteca mental. Y, luego de degustarlos y tomarlos, le doy la razón. Porque responden a sus intensiones. Qué, más allá del negocio, buscan prestigio. Y hoy Chacra es eso, es prestigio. El vino preferido del sushiman más reconocido de NY, un vino presente en muchos países a pesar de su escasa producción. Es más, Piero viajaba a Oslo, Copenhagen, Londres y Paris, antes de regresar a Italia. Antes, estuvo en una nueva edición del IPNC, algo así como una convención anuo de Pinot Noir del mundo, en donde sobresalió con sus Chacra. Todo lo que él hace es para Chacra, su sueño de gran vino. Y debo confesar que, sus ansias de lograr un gran vino aquí, capaz de emular a un gran vino del Viejo Mundo, se están cumpliendo.

Untitled-13

 

 

 

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.