Muchas cosas hay para destacar de este flamante emprendimiento. Por un lado la nobleza de imponer terruños tradicionales mendocinos como son Barrancas y Lunlunta (Maipú). Por otra parte el empleo de variedades que remiten mucho más al Viejo Mundo que al nuestro. Ya que Monastrell; no creo que haya otro en nuestro país, aunque si hay un Mouvedre (que es la misma uva); y Garnacha son cepas poco plantadas y vinificadas por estos pagos. En Ver Sacrum además usan Syrah, que a diferencia de los otros dos vinificados en huevos de cemento de 1000l, se elabora en barricas de roble usado de 500 litros open top (sin tapa). Pero lo más notable es la mano del hombre que propone, Eduardo Soler a través de estos vinos, un estilo bien tomable. Un Monastrell, un Garnacha y el blend GSM (Garnacha, Syrah, Mouvedre), todos 2014. De cuerpos fluidos y carácter maduro, fiel al terruño y muy amables de beber, ideales para que fluyan en la mesa. Al parecer la bodega promete más novedades originales, pero esta vez provenientes de una finca en Los Chacayes, Valle de Uco.

Untitled-49

Los vinos están a la venta en selectas vinotecas a $300 aproximadamente cada uno, y poco a poco en más restaurantes de la mano de su sommelier y Brand Ambassador Natalia Beneitez.

Si queres conocer más de Ver Sacrum te recomiendo esta nota

http://www.vinosaurio.com/ver-sacrum-el-vino-mi-sagrada-religion/

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.