Ike Milano, el restaurante italiano de Martínez, presenta nuevos antipasti, pastas, risottos y platos de la cocina para vivir una experiencia alla italiana con productos mediterráneos como prosciutto, pulpo, alcaparras, chipirones, mascarpone, hongos porcini, aceitunas griegas y tomates frescos. Una deliciosa propuesta de espíritu italiano que se puede degustar en un salón renovado, ubicado al fondo del local.

El chef milanés Alberto Giordano combina recetas heredadas de su familia, productos italianos, ingredientes locales de calidad y toques personales en platos sabrosos y aromáticos que recuerdan a su país natal.

Para comenzar, se ofrecen nuevos Antipasti como el Provolone ahumado gratinado con hongos salteados ($270) y el Uovo alla Don Pietro, dos huevos al horno con salsa de tomate natural, croutones de pan y aroma de trufas ($190). Desde hace tiempo, las pizzas fritas ganaron su lugar en la carta y la nueva versión es la Pizza Crudaiola, una pizza frita Margherita con rúcula fresca y prosciutto italiano ($290). También se suma un exclusivo plato de Láminas de pulpo español con puré de garbanzos ($450).

La sección Primi Piatti incluye variedad de pastas frescas caseras, pastas secas de origen italiano (De Cecco) y risottos. Algunas novedades son los Paccheri alla Mediterránea con chipirones, aceitunas negras y alcaparras ($350); los Gnocchi alla Sorrentina con salsa de tomate natural y provolone ahumado gratinado ($280); los Raviolone de Zucca e Mascarpone, rellenos de calabaza cabutia y queso mascarpone, con manteca y salvia ($290); y los Fetuccine con Ragù de Ossobuco cortado a cuchillo ($330), ideal para los amantes de la “bolognese”. Entre los risottos, se ofrece un nuevo Risotto al Malbec con arroz carnaroli, calamar, panceta y reducción de Malbec ($330). Y como Secondi Piatti se incorporan los Escalopes de ternera con salsa de hongos porcini italianos ($300) y la Pesca blanca del día con alcauciles y papines ($350).

La sección Dolci concluye la experiencia con tentadores postres como la Pannacotta al Pistacchio con chocolate blanco ($130), la Torta di Mele Sottosopra, una contundente torta de manzanas que se sirve con helado de crema ($120), el L’Affogato Di Totó, un helado de crema americana con café y licor de Strega ($95) y el Volcán de Nutella, una delicia fuera de carta que vale la pena degustar.

Este feliz viaje por la bella Italia es guiado por el mismo Giordano y su equipo, quienes reciben a sus comensales con una sonrisa y ofrecen una atención personalizada, amigable y cercana.

Para disfrutar esta nueva propuesta de una manera cómoda y agradable, Ike Milano amplió la capacidad de su salón trasero al incorporar a las habituales mesas bajas, otras mesas altas y modernas con banquetas de madera y hierro, sobrevoladas por focos de luces cálidas.

+ info en www.ikemilano.com.ar

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.