Mandala es una flamante línea de vinos que no quiere ser reconocida por sus atributos vínicos, sino por su concepto. “State of Wine, state of mind”; más que un nuevo estilo de vinos, un estilo de vida. Nacieron con el objetivo de conquistar paladares jóvenes, a partir de una marca impactante, una imagen limpia y moderna, botellas con práctica tapa a rosca, y un mensaje que rompe con la tradición.

Los Mandala son para disfrutar a toda hora, pensados para esos grupos de amigos que se juntan a compartir momentos, ya sea alrededor de una pileta, en una quinta, en la playa, en un balcón o en una terraza.

Son vinos muy bien logrados para lo que quieren ser. Un Rosé muy completo, fácil y directo; un Sweet de Sauvignon Blanc tan refrescante como equilibrado; y un Malbec joven y vivaz. Ya están a la venta a $270 cada uno.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.