Recientemente se llevó a cabo la novena edición de los Argentina Wine Awards, un certamen en el cual un jurado degusta, califica y premia alrededor de 700 vinos nacionales. Esta vez fue el turno de las mujeres; 12 extranjeras junto a 8 locales. Ellas degustaron 669 muestras de 143 bodegas, ordenadas por rangos de precio. Como resultado eligieron 14 Trophies y 19 medallas de oro, lo cual muestra su nivel de exigencia, ya que fue la cosecha más baja de los últimos años. Eso, más allá de las medallas de plata y bronce que, como siempre, cubren casi la totalidad de las muestras participantes; ya que sólo 69 vinos no fueron galardonados.

Y más allá de la importancia que significa la participación de referentes internacionales, su visita al país y que puedan ver qué se está haciendo, los resultados no suelen mostrar una contundencia tal que revelen el camino que se está siguiendo. Porque salvo pequeñas excepciones, hubo muchos vinos catalogados como los “mejores del momento”, que apenas fueron distinguidos con medallas de plata y/o bronce. Si a esto le sumamos que las degustadores tuvieron consigo la información el rango de precios para otorgar las medallas, suena más preocupante. Porque significa que a muchas delas etiquetas más renombradas del momento, las chicas les dijeron (de alguna manera) que no están a la altura de lo que pretenden.

Pero esto no tiene que ver con las chicas que degustaron en esta edición, es algo que viene pasando hace tiempo en este concurso. Que, evidentemente, no encuentra la mejor manera para poder lograr sus objetivos. Porque si de promover el vino argentino en el mundo se trata, invitar a un panel experto y referente en sus mercados de origen, tenerlos casi cautivos de las catas durante una semana, visitando pocas bodegas sólo para comer, y con el cansancio acumulativo que suponen los días de cata, no es la forma. Sólo un ejemplo basta. La mujer más importante y reconocida del mundo del vino estuvo presente, la Master of Wine Jancis Robinson. Venía de estar una semana en Chile donde se la vio (al menos por Twitter) muy activa. En cambio aquí, durante su estadía, sólo emitió dos mensajes por la red social; y ninguno de ellos fue alentando al consumo de vino argentino.

Esto puede parecer insignificante, pero no lo es. La misma periodista publicó recientemente una interesante nota sobre los Zuccardi en el Financial Times de Londres (http://www.ft.com/cms/s/0/0f263f30-c2ad-11e4-a59c-00144feab7de.html#axzz3UI8eIlJw), pero más que basarse en la cena que disfrutó durante los AWA 2015, lo hizo en la degustación que Sebastián Zuccardi junto a Pedro Parra y Alberto Antonini hicieron en el Reino Unido hace un par de meses. Imagino que le habrán servido las catas para sus reports, con todo lo que ello implica en u mercado tan importante para nuestros vinos.

Pero volvamos a las medallas de los AWA. ¿Sirven? o ¿No sirven?

Algunas medallas de Bronce que me desconciertan son el Lindaflor La Violeta Malbec 2009, sin dudas uno de los exponentes más elegantes que tenemos hoy de nuestro cepaje emblema. También el Gran Enemigo Gualtallary 2011, cuya añada precedente había sido calificada con la nota más alta para otro medio referente como es www.erobertparker.com. O consagrados blends como Perdriel del Centenario 2009 (Norton), Dedicado 2013 (Flichman). Ni hablar si nos ponemos a analizar cepa por cepa, porque hay exponentes muy reconocidos en el mercado, que fueron subestimados por las medallas. Laborum SV Torrontés 2014, Luca Chardonnay G-Lot 2013, Eggo Blanc de Cal 2014 Sauvignon Blanc de Zorzal, Pulenta Estate Gran Pinot Noir 2011, Primeras Viñas Cabernet Sauvignon 2012 de Lagarde, Gala 4 a base de Cabernet Franc (Luigi Bosca), o el Cadus Bonarda Finca Las Tortugas de Nieto Senetiner, por nombrar solo algunos referentes. Porque si seguimos hurgando, sobre todo en los Malbec, la confusión aumentará seguramente.

Nada de esto desmerece a los ganadores, o les quita mérito a los vinos que sí fueron reconocidos, o estuvieron a la altura de lo que pretenden.

Es cierto que degustar un vino a ciegas y darle una medalla o un puntaje es como una foto que te sacas. De diez que te saques en un mismo momento, alguna será la que más te guste y otra la que menos. Pero estamos hablando de evaluar la calidad de los vinos argentinos, por expertos. Y significa que lo que digan, de alguna manera es lo que es en materia de calidad y de relación con su precio, más allá de los gustos de los consumidores. Además, lo que veo es que poco a poco, las bodegas comienzan a seleccionar qué vinos enviar, y cuales no. Y por lo tanto eso no termina siendo una muestra global de lo que pasa en cada bodega, sino que el objetivo termina siendo no quedar mal parado en los resultados y cumplir con la institución.

Sólo espero que los hacedores de vinos sigan como hasta ahora que vamos muy bien. Que los destacados festejen, pero que esas celebraciones no opaquen a los no ganadores. Porque en realidad, si vivís acá, y degustas a diario nuestros vinos, te podes dar cuenta fácilmente que todos son ganadores, y que en todo caso, algunos se destacan más que otros. Por suerte, a los que marcan el camino, ya los conocemos.

 

Estos fueron los premios más destacados.

En total se entregaron 14 Trophies y 19 medallas de oro.

En la categoría “Malbec” los Trophies fueron para:

Séptima Obra Malbec 2012, Bodega Séptima – Codorniu Argentina S.A,

Riglos Quinto Malbec 2013 Finca Las Divas S.A. – Bodega Riglos,

Casarena Single Vineyard – Malbec – Jamilla´s Vineyard – Perdriel 2012 Casarena Bodega & Viñedos,

Zuccardi Aluvional Vista Flores Malbec 2012, Familia Zuccardi.

 

En tanto que en la categoría “vinos espumantes” el premio Trophy fue para Ruca Malen Sparkling Brut NV, Bodega Ruca Malen.

 

Los Chardonnay recibieron este año dos Trophies, que fueron otorgados a Finca La Escondida Reserva Chardonnay 2014, de Bodegas La Rosa ySalentein Single Vineyard Chardonnay 2012 de Bodegas Salentein.

 

Otro varietal premiado fue el cabernet Franc; los Trophies fueron entregados a La Mascota Cabernet Franc 2013, de Mascota Vineyards y aSalentein Numina Cabernet Franc 2012, de Bodegas Salentein.

 

Los Trophies regionales se entregaron a:

Valles del Norte: Serie Fincas Notables Tannat 2012, Bodega El Esteco.

Valles de Mendoza: Decero Mini Ediciones Petit Verdot, Remolinos Vineyard 2012, Finca Decero.

Valles de San Juan: Santiago Graffigna 2011, Bodegas y Viñedos Santiago Graffigna (40% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon, 30% Syrah).

Valles Patagónicos: Special Blend 2010, Bodegas Del Fin Del Mundo

(60% Cabernet Sauvignon, 20% Malbec, 20% Merlot).

Para ver todo el listado de medallas, visitar http://www.winesofargentina.org/awa

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.

2 Respuestas

  1. PEDRO PARRA

    Patricio,
    si recuerdo bien en UK se le hizo una degustación a muchos periodistas, Jancis ahi presente, de solo 3 vinos de cada una de las 3 bodegas que hicieron esto (Altos, Chakana y Zuccardi). No había tiempo ni espacio para mas.
    No concuerdo sobre que Jancis estuvo muy activa en Chile. Venia saliendo de su neumonitis, y solo estuvo en el hotel debutando vinos, muy bien servidos por Hector Riquelme. Se tomo una mañana para ir a Leyda, rápidamente, y nada mas. Creo que no se puede medir lo activo o no por lo que se escribe por twiter.
    Si me parecio muy activa en Argentina, donde si visito mas Bodegas. La sensación acá es al revés como veras.
    No me pronuncio sobre los vinos ya que no tengo idea que degustó.