En cada cosecha se renueva la esperanza, y no es una frase hecha, es una realidad. Porque agrónomos y enólogos tienen depositadas todas su ansiedades en lo que viene. Porque siempre se trata de hacer más y mejores vinos. Y la experiencia es la mejor manera de aprender en vitivinicultura.

Ante la gran cantidad de comentarios alarmantes de la cosecha 2016, consulté a varios agrónomos y enólogos de diferentes regiones para que cuenten en primera persona lo acontecido.

Porque saber cómo fue la cosecha que acaba de finalizar permite inferir cómo serán los vinos 2016. Y si bien es cierto que aún falta mucho para disfrutarlos, enófilo prevenido disfruta por dos.

Para más info de la Cosecha 2016 lee:

http://www.fabricioportelli.com/2016/05/17/2016-el-ano-diferente-a-todos/

 

¿Qué variedades crees que se pueden destacar?

A Silvia Corti (Bodega Argento) le gustó mucho el Malbec del Valle de Uco, especialmente el de Gualtallary. También los Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot de Alto Agrelo, y los Bonarda de Medrano y El Carrizal. Por su parte, Rogelio Rabino (Bodega Kaiken) se la juega de una, “¡va a ser el año del Merlot!, pero también destaco los Sauvignon Blanc, los Chardonnay y he encontrado muy buenos Tannat“.

“Los Torrontés de Cafayate y del Valle de Uco (están increíbles, nunca tan minerales), también algunos Sauvignon Blanc de Uco vuelan. Malbec of course del Valle de Uco y muy pocas otras cosas, algunos Cabernet Franc de muy buenos lugares”, según Edy Del Popolo (Dominio del Plata y Per Se).

Pepe Galante (Salentein) cuenta que “los Chardonnay, Sauvignon Blanc y Pinot Noir presentan un equilibrio soñado, con grados alcohólicos entre los 12,5/13, muy buena acidez natural en equilibrio con el pH y una expresión fresca y frutal. En cuanto a los tintos, nuestro Malbec ofrece vinos muy frutados, con buen equilibrio y balance acido, mucha fineza y elegancia. Pienso que nos pueden llegar a sorprender los Cabernet, tanto el Franc como el Sauvignon por su expresión y tipicidad varietal, la textura tánica es muy agradable, y jugosos en el final de boca”. Oscar Marcovecchio (Viña Vida) destaca la calidad de cuatro cepajes; Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Chardonnay. ¿Esto significará que se viene algún Viña Vida nuevo?, digo porque tres de estas uvas no forman parte hoy de ninguno de sus vinos. Otro que destaca la calidad de las uvas para vinos base Chardonnay y Pinot Noir, es le hacedor de los espumantes Rosell Boher. No obstante Alejandro Martínez resalta que el Sauvignon Blanc, al no llegar a una madurez plena, tiene notas muy interesantes éste año. Y no se olvida del tinto que nació a prueba de balas, su Merlot de Los Arboles.

En San Juan, las variedades blancas destacadas fueron Sauvignon Blanc, Viognier, Pinot Gris y Chardonnay, que han logrado un desarrollo elevado en cuanto a su expresión varietal. En tintas, los Bonarda, Cabernet Franc, Tannat, Syrah y Malbec se han mostrado con potencial muy elevado ya sea para vinos de consumo anual como para vinos de complejidad superior y alta gama, siempre dependiendo del origen de la uva, afirma Eduardo Casademont (Finca Las Moras).

Para los amantes de los vinos salteños hay que destacar, según Alejandro Pepa de El Esteco el Torrontés, impecable y con mucha frescura. El Cabernet Sauvignon con gran tipicidad “vallista”, intenso con taninos sorprendentemente maduros y amables. El Tannat, sobresaliente. El Malbec, negro, profundo y concentrado. Y es el año del no muy difundido Merlot.

Untitled-11 

Cómo serán los vinos 2016 según sus hacedores

Vicente Garzia, enólogo de Luigi Bosca cuenta que “los vinos de esta añada van a ser muy frescos, con muy buena acidez natural, fruta muy presente alcoholes más bajo que los años anteriores y menor cuerpo, pero sí van a tener una buena jugosidad muy atractiva al paladar”.

“Siempre hemos hablado de vinos con menor alcohol y acidez natural en sintonía: ¡bueno este es el año! Increíble color, acidez natural, muy lindos aromas. Definitivamente creo que las dificultades no van a erosionar la posibilidad de encontrarnos con grandes vinos, aunque seguramente serán muy escasos” asegura Edy Del Popolo. Por lo tanto para él, los vinos 2016 serán “mucho más frescos. Van a ser vinos de mucha expresión aromática, algunos con carácter herbal o salvaje. Muy fluidos y equilibrados en boca, con una acidez de láser”.

En sintonía Pepe Galante agrega “vinos menos alcohólicos, con muy buen equilibrio de acidez y pH, expresión fresca y frutal, polifenoles en el punto óptimo de acumulación, y todo ello en perfecto equilibrio”. Además asegura que los vinos serán diferentes, como si Mendoza se hubiera trasladado a otro lugar del mundo vitivinícola por las condiciones climáticas totalmente atípicas. Y los define con dos palabras: equilibrados y diferentes.

Es importante también tener la opinión femenina, habiendo tantas mujeres involucradas en el vino argentino hoy en día. Al respecto Silvia Corti, enóloga de Argento cuneta que “los vinos obtenidos han sido muy buenos, los blancos con una frescura natural más marcada y los tintos del Valle de Uco y zonas Altas de Luján de Cuyo con una excelente concentración, habiendo alcanzado la madurez fenólica y azucarina”. Y se la juega por vinos frescos, frutados, de menor grado y cantidad pero de excelente calidad, sobretodo el Malbec.

Para Herve Birnie Scott, “se destacan los Chardonnay y Torrontés por su frescura, buena fruta y elegancia. El desafío más grande fue el trabajo con los tintos, con los que han logrado vinos muy interesantes provenientes de los mejores terroirs. Y con mucho trabajo en los viñedos se lograron vinos de buen color, mucha fruta, acidez natural y niveles de alcohol bajos. Los Malbec son más elegantes y frescos que en años más clásicos. Los Cabernet Sauvignon resultaron muy diferentes de lo tradicional, con más carácter varietal especiado, fruta fresca, roja y viva. Se destacan también los Petit Verdot y Cabernet Franc que están muy buenos este año. Nuestros vinos se destacaran por su gran finesa, elegancia, frescura y aptitud para añejar varias décadas”, agrega confiado Herve. Y sostiene que los vinos serán finos, elegantes, frutados y naturalmente equilibrados, con menos alcohol y mucha capacidad de guarda.

Rogelio Rabino de Kaiken no duda, para él los vinos serán muy frescos, destacándose las notas especiadas y florales. De una graduación alcohólica menor que en años anteriores, muy buena concentración y excelente color.

Para los amantes de las burbujas también hay buenas noticias, porque Pepe Martínez afirma que sus vinos base son excelentes y muy expresivos, tanto los Chardonnay como los Pinot Noir, con mucha intensidad de fruta y muy buena acidez.

Por su parte, Oscar Marcovecchio opina como viticultor de lujo y consumidor exigente que es, “con una cosecha como la 2016 ha sido un gran desafío en los viñedos producir uvas de alta gama manteniendo sus cualidades. Ahora el gran desafío será de los enólogos para producir vinos mas elegantes, que hablen de donde son, y que logren mantener esas características que identifiquen la zona”.

Al parecer, en San Juan los vinos 2016 serán algo más livianos ya que alcanzaron una menor graduación alcohólica respecto de los 2015, según afirma el enólogo de Finca Las Moras, quien describe que tendrán mucha frescura, buena acidez natural, colores vivos, aromas intensos y complejos en vinos de guarda , taninos dulces y elegantes. Vinos tintos con buena estructura, boca gorda y larga.

Los salteños, para Alejandro Pepa, serán con colores brillantes y vistosos. Vinos frescos, frutados. Sensiblemente menos alcohólicos, con mejor acidez natural, ricos y de boca agradable.

Y para que quede claro, Edy Del Popolo agrega, “los grandes sitios (para no usar incorrectamente la palabra terroir) son grandes sitios per se, por su resiliencia. Siempre son buenos, años buenos como malos, y siempre sobresalen sobre los demás. Los grandes sitios este año volverán a dar los mejores vinos.

Untitled-29