Con propuestas innovadoras, consumidores más conscientes y marcas más responsables en la producción de alimentos, los congelados vuelven al ruedo y se reinventan.

El poco tiempo que le pueden dedicar a cocinar, la practicidad de tener productos listos en el freezer y una mayor consciencia de qué alimentos llevan a la mesa, son sólo algunas de las claves para entender porqué los más jóvenes se inclinan cada vez más hacia los productos congelados, un mercado en expansión tanto en el mundo como en nuestro país.

A nivel mundial, el mercado de alimentos congelados está fuertemente consolidado, sobre todo en Europa y Estados Unidos, mientras que en la Argentina su crecimiento se está dando de manera paulatina y logra seducir a cada vez más consumidores con propuestas diferenciales y, sobre todo, precios más económicos que los que históricamente tuvo esta categoría considerada “de lujo”.

Principales consumidores en el mundo

  • En Alemania e Inglaterra se consumen cerca de 45 kilos de congelados por año.
  • En Estados Unidos, el consumo es alrededor de 27 kilos.
  • En España, es de 19 kilos. Ocupa el tercer lugar entre las opciones de compra.
  • En Latinoamérica el consumo anual promedio no supera los 4 kilos por persona.
  • En Argentina, el consumo es cercano a los 2 kilos anuales, según un estudio de la consultora Kantar World Panel.

#1) La clave del crecimiento en Argentina: variedad, practicidad y precio

Si bien Argentina aún está lejos de las estadísticas de consumo de otros países, el sector está viviendo una fuerte transformación. Durante años, las hamburguesas y las papas fritas comandaron el mercado en volumen, pero con la aparición de nuevos jugadores el panorama está cambiando fuertemente.

Tal es el caso de Frizata, la food tech creada en 2019 por los emprendedores José Robledo y Adolfo Rouillon: después de 25 años emprendiendo en la industria de los alimentos y en tecnología, decidieron crear la primera empresa argentina alimenticia de congelados 100% digital. Frizata nace con el objetivo de que las personas se alimenten mejor y de manera equilibrada, con productos a precios más accesibles y así lograr que los congelados ganen protagonismo en la mesa argentina. 

Con una inversión de US$8 millones, primero lanzaron Frizata en Rosario y hoy ya están en Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, La Plata y Córdoba. Entre los planes de expansión está desembarcar en Brasil y Chileen los próximos meses.

La diferencia entre el consumo en otros países y el de Argentina guarda relación con la calidad de los productos y los precios, que en nuestra región suelen ser muy altos. Nosotros, al realizar venta directa y tener distribución propia, evitamos los costos de logística e intermediación; así podemos llegar a las casas con precios mucho más bajos”, explica Adolfo Rouilloncofundador de Frizata.  

  • Así es como lograron revertir las estadísticas históricas de los congelados en nuestro país: hoy un cliente de Frizata consume 30 kg anuales de alimentos congelados, una cifra similar al consumo de Estados Unidos.

El portfolio de productos está compuesto por vegetales como espinaca, cebolla en cubitos o un wok mix; especialidades de papas, pizzetas saludables con masa integral de espinacas y semillas, una amplia variedad de veggiescomo milanesas de espinaca y avena, y una innovadora línea Meat Free que recrea la experiencia de la carne, pero sin carne. Además, en los próximos días sumarán frutas congeladas como mango, frutos rojos y frutillas.

#2) Qué buscan los consumidores: meat free, la tendencia en crecimiento

Además de practicidad, calidad y buen precio, los alimentos congelados con propiedades diferenciales como orgánicos, sin gluten, sin conservantes y plant based o meat free, fueron el segmento que impulsó el crecimiento de las ventas en la categoría. Así se desprende de un estudio del National Frozen & Refrigerated Foods Association’s 2019 State of the Industry Report.

El informe también encontró que la mayor demanda de alimentos congelados actualmente se da entre los consumidores de 35 a 44 años. Aunque los consumidores menores de 35 también se sienten atraídos por algunos productos y priorizan a las marcas que valoran hábitos o estilos de vidaalimenticios en crecimiento como el flexitarianismo y la tendencia a reducir el consumo de carne.

  • De acuerdo con un estudio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCV), casi un tercio de los consumidores está reduciendo su consumo de carnes. 
  • El estudio indica que suelen ser más mujeres que hombres, y se intensifica esa tendencia entre los 16 y 25 años. 
  • Según una encuesta de Euromonitor International, el 21% de los consumidores del mundo está también tratando de limitar la ingesta de carne. Estiman que las ventas de sustitutos de la carne van a mover unos $23 mil millones hacia el 2023.

En ese sentido, Frizata es la única empresa argentina en contar con toda una línea exclusiva de productos Meat Free que hoy incluye desde la versión 2.0 de la FriBurger -la primera hamburguesa meat free del país- hasta FriNuggets, FriBites (albóndigas rellenas con mozzarella) y la FriBurger Rellena. En breve van a sumar las FriChicken Burger y las FriBeef y FriChicken Empanadas, que son veganas.

Desde hace más de 10 años que el equipo de I+D viene estudiando la tendencia muy de cerca, y por eso hoy nuestra propuesta es la más completa y variada que hay en el mercado Latinoaméricano. Este año tendremos 8 productos meat free disponibles en nuestra tienda online y estamos trabajando en nuevos desarrollos para 2021”, adelanta Rouillon.

#3) Los beneficios de los alimentos congelados que valora el consumidor

  • Menos desperdicios: los alimentos congelados ayudan a reducir los desechos alimentarios porque uno de los grandes beneficios es que permite mantener los vegetales aptos por un largo período, cuando en la heladera solo dura unos días o semanas.
  • Cero conservantes: como el proceso de ultracongelación es realizado a temperaturas muy bajas, permite que todos los beneficios del producto queden intactos. Es por eso que ninguno de los vegetales de Frizata tiene conservantes ni aditivos.
  • Propiedades al 100%: los vegetales frescos van perdiendo sus vitaminas luego de un tiempo de almacenamiento, mientras que los vegetales congelados sellan las vitaminas y los minerales, hasta el momento de su consumo, siendo el congelado, más fresco que los frescos.
  • Vegetales y frutas todo el año: el método de congelamiento permite consumir vegetales y frutas fuera de estación, durante todo el año, y conservar al máximo las propiedades nutricionales del alimento.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.