Tras revolucionar los mediodías consu apertura en el microcentro porteño, Fresco, comida de estación, desembarcó en Palermo Chico con una propuesta que mantiene su esencia en un formato renovado.En el corazón de la torre Line Park, a pocos metros de Figueroa Alcorta y Jerónimo Salguero, el salón amplio y vidriado se convierte en un refugio ideal para hacer una pausa, organizar reuniones o eventos especiales, con la comodidad de contar con un estacionamiento propio y sin cargo para los clientes. La novedad es el servicio que viene a cumplir el sueño de unos cuantos: servicio de brunch todos los días de la semana.

El eje principal sigue siendo el que plantearon Sebastián Pertiné y Eugenia Passini desde el comienzo: cocina rápida, rica y saludable y más compromiso con los productores y el desarrollo sustentable para cuidar la calidad y el sabor de cada uno de los productos que se utilizan. Todos los platos se elaboran en el día con productos caseros y de estación. La novedad del Brunch se suma a los desayunos, almuerzos y meriendas Fresco, con gran variedad de sabores y opciones.

En Fresco Palermo, la mesa está servida. Es que la nueva propuesta gira en torno a la enorme mesada de mármol en la que se despliegan todos los platos y panificados, con un sector de salados y otro de dulces. Se pueden pedir los clásicos platos (o bowls) Fresco o bien optar por la propuesta de Brunch que permite armar un plato a medida combinando cuatro opciones (incluye café Nespresso por $300), para comer en el salón, llevar a la oficina o aprovechar un momento al aire libre en los espacios verdes que lo rodean.

Entre las entradas del menú Primavera-Verano se destacan las nuevas ensaladas, como el Falafel Fest (hojas verdes, falafel, salsa de sésamo, lima, yogur orgánico, cilantro, albahaca y berenjenas marinadas, queso feta y mix de frutos secos); Spicy Slaw (pepino, palta, tomate asado, rúcula, batata crujiente, semillas de zapallo, remolachas, dressing de castañas sipcy); o cebada y zanahorias asadas (zanahorias y zucchini tostados al horno con especias, cebada perlada condimentada, salsa de yogurt con granola, pepino y ciboulette) y la selección de sándwiches, que sale en panes artesanales que se amasan en Fresco todas las mañanas; entre ellos el Stracciatella Baguette (stracciatella, mortadela, tomates, albahaca y oliva), el Veggie Hit (zucchini grillado, queso Holanda, pickles de zanahorias y cebollas y relish de pepino y mostaza) o el de Espárragos (pollo grillado, espárragos asados, huevo de campo, eneldo fresco).

La propuesta se completa con los postres de Fresco (CheeseCake con frutos rojos, Key Lime Pie y Chocotorta), los panificados (trufas, brownies, budines y croissants con su versión integral) y los jugos frescos y naturales. Más la incorporación de cerveza, una selección de aperitivos y vinos para que la experiencia sea perfecta.

La ambientación tiene el sello de Horacio Gallo. Un salón amplio y luminoso que te invita a bajar un cambio y a conectar con la sensación de estar al reparo del vértigo a pocos metros de una de las avenidas más transitadas de Buenos Aires. Mesas comunitarias, una barra de mármol de Carrara que recorre el local de punta a punta y sectores apartados como la terraza con sillones y camastros generan un espacio flexible que se adapta a múltiples situaciones, como por el ejemplo, un Rooftop exclusivo para eventos.

Esta combinación de servicio en una ubicación privilegiada, convierte a Fresco Palermo, en un espacio ideal para emprendedores y profesionales independientes que escapan de las oficinas tradicionales. Reuniones de trabajo o estudio, encuentros con amigas y amigos, un stop para renovar energía o relajarse y darse un gusto. También está pensado para eventos privados, lanzamientos de productos y actividades que van a formar parte de la agenda regular de Fresco Palermo, con cocineros y bartenders invitados.

 

Sobre Fresco Palermo

“Nuestra idea es adaptarnos a cada lugar y aportarle a esa zona algo novedoso, una bocanada de aire. Esta es una zona con mucho movimiento en la que prácticamente no había opciones como la nuestra”, coinciden Sebastián Pertiné y Eugenia Passini, creadores del concepto de Fresco. “Cada local que abrimos tiene un estilo determinado y sabíamos que Palermo no iba a ser igual a la primer local en Monserrat”, apuntan.
La propuesta del nuevo Fresco Palermo se apoya en los ejes del manifiesto que proponen sus fundadores: verdadera comida, preparada a diario en las cocinas que están a la vista, y Palermo redobla la apuesta con una gran barra que permite a los comensales armar el plato a su gusto viendo todos los ingredientes y como eje principal, propuestas basadas en comida de estación.

+ info en www.somosfresco.com.ar

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.