Finca La Anita, bodega fundada en 1992  y pionera en elaboración de vinos de alta gama, presenta sus nuevos vinos refrescantes de cara al verano.  Se trata de Finca La Anita Malbec Rosé 2019 y  Luna Sauvignon Blanc 2019 junto con la nueva cosecha de Finca La Anita Sauvignon Blanc 2019, tres vinos elegantes con muy buen equilibrio perfectos para beber cuando sube la temperatura.

Elaborados con uvas propias de Agrelo, Luján de Cuyo, donde fue establecida en 1992, la casa que hoy dirige el enólogo suizo Richard Bonvin cuenta con tecnología de avanzada que permite elaborar vinos de una gran concentración en  boca y una profundidad aromática notable.   

“Muchos clientes del exterior se sorprenden por la calidad del Sauvignon Blanc y del Rosado que podemos obtener en nuestra finca. El secreto está en la gran amplitud térmica que da Agrelo, que durante la cosecha  a veces alcanza los 19 grados de diferencia entre el día y la noche”,  cuenta Richard Bonvin,  Director de Enología y CEO de la compañía.

En las 72 hectáreas de viñedo que la bodega tiene el corazón de Agrelo, Finca La Anita produce tintas clásicas como Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Petit Verdot y Syrah, además de las blancas Chardonnay y Sauvignon Blanc. Precisamente con estas últimas ensaya un nuevo estilo para Luna y Finca La Anita, mientras que con una breve maceración de Malbec consigue el flamante Finca La Anita Rosé 2019.

Los nuevos vinos estarán a la venta a partir de diciembre a un precio sugerido de:

Finca La Anita Malbec Rosé 2019,  $700

Finca La Anita Sauvignon Blanc 2019,  $570

Luna Sauvignon Blanc 2019,   $422

Sobre los vinos:

Finca La Anita Malbec Rosé 2019

El Malbec de Agrelo es famoso por su buen perfume y porque ofrece un color intenso. De modo que para elaborar un rosé que sea aromático hay que trabajarlo con buena técnica.

“El mosto es obtenido de una molienda suave de Malbec, en la que el tiempo de contacto del líquido con las pieles es de apenas una hora. Luego se procede con un enfriamiento a 5°C para favorecer la decantación y limpidez del mosto. Se realiza un desborre para eliminar todas las partes sólidas que puedan afectar la elegancia y el color del rosé, que es muy delicado”, dice Bonvin.

Se lleva la fermentación alcohólica alrededor de 16ºC en tanques de acero inoxidable y, una vez terminada, se trasiega el vino para eliminar las borras gruesas y la mayor parte de las levaduras para ese entonces inactivas. Solo quedan en suspensión borras finas, que liberarán aromas, y aumentarán la sensación de graso y volumen en boca. Este proceso se controla por degustación para no perder frescura. Se embotella en el punto óptimo.

Notas de cata: rosado pálido, con destellos cobrizos que recuerdan a la piel de la cebolla. En nariz se sienten notas de frutilla, frambuesa y jalea de membrillo con nitidez. Al paladar entra suave y dulce ocupando la boca con una sensación cremosa y a la vez fresca. Vino largo, que en el retrogusto deja una atípica sensación de pimienta blanca.

Temperatura de servicio: 13 ºC

Finca La Anita Sauvignon Blanc 2019

Agrelo ofrece temperaturas diurnas relativamente altas, que a partir del atardecer descienden notablemente. En el Sauvignon Blanc, esto da como resultado gran concentración aromática y una equilibrada madurez.

Las uvas se cosechan en cajas de 20 Kg que permanecerán 3 días a 0°C en una cámara de enfriamiento. Así se dan procesos de transferencia de aromas de la piel al jugo que luego enriquecen al vino.

Una vez molida la uva se procede al prensado. “Hacemos un primer prensado suave, para que el mosto escurra caudalosamente y lo almacenamos en condiciones híper reductivas, en total ausencia de oxígeno. Con las borras de molienda, sostenemos el mosto dos días más a temperatura controlada de 7°C antes de comenzar la fermentación. El resultado son aromas frescos que se traducen en un vino con notas herbales propias del Sauvignon Blanc”, explica Bonvin.

En cambio, con la segunda parte del mosto realizan un prensado a mayor presión. En ellas “el mosto escurre lenta, dificultosamente, y son llevadas a una fermentación híper oxidativa en la que lo saturamos de oxígeno. El mosto se enfría, se trasiega a las 24hs para eliminar la materia oxidada. El resultado es un mosto claro, transparente, de aromas frutales a la nariz que dará como resultado un vino con aromas mayormente tropicales”, revela Bonvin.

Una vez terminado el proceso de fermentación de ambos componentes, permanecen sobre borras finas el tiempo necesario para dar una boca untuosa y amplia, que lo hace único en el hemisferio sur.

Un minucioso trabajo de corte entre ambos vinos, resulta en un vino complejo aromáticamente y de gran robustez en la boca.

Notas de cata. Amarillo con tonos verdes a la vista, en nariz ofrece delicadas notas de cítricos como cáscara de limón y hierbas.  De tenaz acidez y persistencia, en boca emergen las notas tropicales, donde se revela también untuoso y de gran volumen.

Temperatura de servicio: 10 ºC

Luna Sauvignon Blanc 2019

Es un vino fresco ideal para este verano.  A la vista, de color amarillo con tonos verdes y en nariz tiene un estilo refrescante que mezcla aromas de lima, hierbas y notas tropicales.  Entra en la boca con una acidez notable que lo hace crujiente y fresco.  

Temperatura de servicio: 8 ºC

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.