Este 17 de abril, en la 9° edición del Malbec World Day, se celebra el reconocimiento y la escala global de un varietal clásico por excelencia que, sin permanecer inalterable en el tiempo, se reinventa constantemente.
A esta altura ya todos saben que el Malbec es el vino más importante de la Argentina. Y ese no es un dato menor en un país en el que la bebida nacional por ley es el vino. Pero hay más. La uva es originaria de Europa (Francia), como todas con las que está autorizado hacer vino en nuestro país. Sin embargo, esta cepa bordelesa ha encontrado su patria grande en Mendoza, primero, extendiéndose luego a todos los rincones vitivinícolas de nuestro país.
Con el correr del tiempo y la evolución del vino, se convirtió en nuestra carta de presentación, y años más tarde en nuestro as de espadas. Por un lado, porque ningún otro país; ni siquiera Francia; creyó en su potencial. Y por el otro, porque al ser nuestra uva fina más plantada, la oferta de etiquetas no sólo se multiplicó, sino que alcanzó niveles de calidad impensados hace apenas diez años atrás para un vino local.
Pero esto no se da de un día para el otro, sino que es parte de un proceso, porque para ser un vino exitoso, acá y en el mundo, debe estar bien representado en todos los niveles de calidad, precio y estilos.
Fue en 2011 cuando se celebró por primera vez, con la intención de promover nuestro cepaje emblemático en los principales mercados de consumo. Así fue como Wines of Argentina (Wofa, la entidad encargada de promover los vinos argentinos en el mundo) eligió un día significativo para la industria (17 de abril), y que además pudiera funcionar como catalizador de innumerables festejos, en una época ideal. En dicha ocasión, se llevaron a cabo más de 72 eventos en 45 ciudades de 36 países del mundo. Los festejos crecen año a año gracias al trabajo que se realiza desde WofA, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Exterior, los Gobiernos provinciales y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), al encontrarse enmarcada en el Plan Estratégico Vitivinícola Argentina 2020. En su última edición, en 2018, se realizaron 115 eventos en 100 ciudades en 60 países.

El por qué de la fecha elegida (17 de Abril)
El origen del Malbec se encuentra en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba este cepaje con el que se elaboraban vinos denominados “de Cahors” por el nombre de la región, reconocidos desde los tiempos del Imperio Romano. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad.
La conquista del mercado inglés fue un paso decisivo en la valoración de esta cepa en Inglaterra y en el mundo. Hacia fines del siglo XIX, la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, por lo que el “Cot” cayó en el olvido dejando, sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida.
Sobre esa base se desplegó, un tiempo después, el Malbec Argentino. Esta cepa llegó en 1853 a nuestro país de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza.
Siguiendo el modelo de Francia, esta iniciativa proponía incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año. A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura creció exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía nuestra geografía donde se desarrolló, incluso, mejor que en su región de origen. De esta forma, con el tiempo y con mucho trabajo, se perfiló como uva insignia de la Argentina.
La gestión de Pouget y Sarmiento en la Quinta Normal de Mendoza fue parte decisiva de este proceso. El 17 de abril es, para Wines of Argentina, no sólo el símbolo de la transformación de la vitivinicultura argentina, sino el punto de partida para el desarrollo de esta cepa, emblema de nuestro país a nivel mundial.

Abril en Buenos Aires
• Del 11 al 21 de abril: Festival ALMAlbec “Sabor a Mendoza”. Organizado por AEHGA – Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza y Vinicias. Los restaurantes, bares y vinerías participantes ofrecen una o dos opciones de menú. Los menús tienen un precio promocional.
• Del 5 al 26 de abril: Mes del Malbec. Bodegas de Argentina (Güemes 4474, Palermo CABA). Cada semana y de la mano de distintos expertos se podrán descubrir etiquetas de Malbec de diferentes añadas y características de las bodegas que acompañan el ciclo, junto a quesos y chocolates.

Acá en la web vas a encontrar más de 500 Malbec recomendados con sus descripciones y calificaciones.

Y en Portelli APP, que la podes bajar gratis en tu celu desde Google Play y App Store, vas a encontrar más de 300 Malbec recomendados con sus videos, descripciones y calificaciones.

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.