El 27 de marzo es el Día Internacional del Queso, uno de los alimentos más antiguos y de mayor consumo a nivel mundial. Para conmemorar este día Fabre Montmayou y Cabaña Piedras Blancas crearon una propuesta muy especial para compartir con vos: el clásico maridaje francés entre un Cabernet Sauvignon junto a los icónicos quesos Camembert y Crottin para llevar en un viaje a Francia a través de los sentidos.

Fabre Montmayou Reserva Cabernet Sauvignon se elabora con uvas seleccionadas de fincas propias ubicadas en Perdriel, Luján de Cuyo. Este vino, con 12 meses de paso por barricas de roble francés,  se presenta rojo oscuro a la vista, concentrado en la nariz con aromas que recuerdan a frutas negras como moras y casis. Vivaz y frutado en boca con notas de café y cuero aportado por la barrica, potente con taninos maduros y final persistente  es especialmente recomendado para acompañar una amplia variedad de quesos.

El Camembert es un queso de pasta blanda y corteza de hongos comestibles blancos. Su sabor es suave y elegante, con aspecto blanco absoluto cuando el queso es joven. La maduración incrementa su cremosidad interna, a la vez que la corteza se vuelve amarillenta desde el contorno. Ideal para tabla de quesos con frutos secos o ensaladas tibias,

El Crottin es elaborado con leche de cabra, de pasta blanca finamente granulada, con siembra de hongos comestibles en la corteza y aspecto irregular. Originario de la región de Chavignol. De sabor complejo con ligero aroma caprino y un dejo a queso azul. Se vuelve seco y fuerte cuando madura, acentuando sus notas de aroma y sabor. Ideal para pastas y ensaladas.

Fabre Montmayou  y Cabaña Piedras te invitan a celebrar el “Día del Queso Francés” recreando esta tradición.