La vuelta al cole significa mucho más que el reencuentro de los hijos con sus maestras y maestros, la rutina envuelve al hogar y la vorágine del año se larga. Pero la vida continúa, y lo mejor es tratar de encontrar momentos para disfrutarla, al igual que se hace en vacaciones. Y sin dudas, uno de los mejores entretenimientos para los grandes está alrededor de la mesa, con buena comida y mejores vinos. Por eso, lo mejor en esta época del año es relajarse, descorchar alguno de esos vinos bien guardados en la cava o esos que siempre están en la mira, y darse el gusto. Y de esta manera, los grandes también volver a clases, porque estos (y muchísimos más) están elaborados por verdaderos maestros y maestras de la vitivinicultura nacional. Hoy, mientras ellos ya largaron la cosecha, desde casa se puede brindar para que el 2020 traiga tan buenos vinos como en los últimos años. Esta es apenas una selección de cinco vinos que busca inspirar y fmoentar el descorche del que quieran, del que tengan, o del que puedan, sabiendo que si se comparte con buena compañía, seguro será un momento placentero.

5 vinos argentinos hechos por maestros y maestras

Es imposible ponerlos en orden de importancia, porque no hay uno más que otro, sino que muchos se han consagrado y hoy, cada cual desde su bodega, se luce con muchos vinos. Pero sin dudas la experiencia hace al maestro, y Mariano Di Paola, al frente de Bodega La Rural y Rutini, es uno de los mejores ejemplos. Maestro de enólogos (en la Universidad Don Bosco desde fines de los 80´), e inspirador de las nuevas generaciones, pronto cumplirá 40 cosechas. Y entre tantos vinos que hizo y hace, la línea Antología es la que más le divierte, sobre todo cuando de blends se trata:

Susana Balbo es la primera Licenciada en Enología del país, y ostenta una larga trayectoria como enóloga y bodeguera. Hoy, su bodega lleva su nombre, y trabaja junto a sus hijos (Ana y José), y un gran equipo técnico comandado por Edy Del Popolo, un verdadero maestro de ingenieros agrónomos. Susana tiene una gran habilidad para degustar uvas y vinos, y es clave a la hora de defnir este blend, que lleva un nombre que la describe muy bien. Porque esta mujer, que hasta pasó por la política, es reconocida por su fuerza. Además, el Brioso es un etandarte de Agrelo, uno de los mejores terruños de la Primera Zona mendocina. Ella, por vinos como este es considerada una maestra por todas las mujeres que se dedican al vino:

Silvio Alberto derrocha felicidad, sobre todo desde su arribo a Bodegas Bianchi, ya hace algunos años. Fascinado por el tradicional terruño sanrafaelino, y por el gran desafío que significó para la familia crear vinos en una nueva zona; Valle de Uco. Para Silvio, Los Chacayes era como el patio de su casa, por eso en poco tiempo puedo acomodar los viñedos y, junto a un nuevo equipo, obtener las uvas deseadas. Profesor en la facultad, y discípulo de Di Paola, disfruta mucho compartir vinos y profundizar en sus químicas tanto como en sus atributos. El primer Enzo Biachi del Valle de Uco llegó de su mano, y es un Malbec con mayáscula:

Estela Perinetti es, sin dudas, una de las agrónomas-enólogas más talentosas del país. Por eso el Dr. Nicolás Catena la tuvo en sus bodegas por más de veinte años. Por ejemplo, ella fue la elegida para crear los vinos Caro, el joint-venture entre Catena y Rothschild, que buscaba consagrar en un mismo vino el savoir faire francés (a través del Cabernet Sauvignon) con el carácter argentino (a través del Malbec). También fue la repsonsable de los vinos de Laura Catena, y adquirió un gran expertise con Cabernet Sauvignon. Hoy está deidcada 100% a su emprendimiento familiar a partir de un viñedo plantado por su padre en Tupungato, donde nace este gran blend:

Hace tiempo que Roberto dejó de ser “el hijo de Don Raúl”, más allá que la biología diga lo contrario. Es que es uno de los máximos referentes del vino, y represenatnte (como pocos) de la evolución vínica nacional, reflejada nítidamente en los últimos 20 años. Degustar el Cheval des Andes 1999, que él elaboró cuando le tocó inaugurar la primera bodega de vinos de alta gama del grupo Chandon, al lado de su Mendel Unus 2016, es una demostración de su vigencia. Y si bien en muchas oportunidades el alumno supera al maestro, y eso es lo que espera un buen maestro de sus alumnos, no todo es innovación, sino también experiencia. Roberto es un enólogo moderno pero con un paladar clásico, desde siempre. Lo que pasa es que fue un adelantado para su época. Hoy, además se da el lujo de hacer vinos con su familia. Un premio para este gran maestro del vino argentino al que la vida le dio una merecida revancha:

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.