Recorrer las rutas que separan a Mendoza de Villa La Angostura y Bariloche puede ser una gran experiencia, sobre todo si se realiza con un grupo de amigos. Con ese espíritu, los Alma 4 presentaron sus espumantes a través de cenas maridadas, degustaciones y demás eventos en estos reconocidos destinos turísticos de Argentina.

De la mano del chef Pablo Campoy, la Hostería Las Balsas en Villa La Angostura llevó a cabo una extraordinaria cena maridada con los espumantes Alma 4. En Bariloche, el hotel Llao Llao también llevó adelante la misma actividad en el magnífico restaurant Los Césares y además ofreció una exclusiva degustación y cocktail a la hora del atardecer en la Terraza del Winter Garden. Todas estas actividades fueron abiertas al público, y contaron con la asistencia de huéspedes de los hoteles, prensa y residentes de ambas ciudades.

Alma 4 nació en 1999 como un proyecto de elaboración de espumantes de alta calidad liderado por cuatro jóvenes mendocinos: Mauricio Castro, Agustín López, Marcela Manini y Sebastián Zuccardi, quienes poco tiempo antes habían egresado del Liceo Agrícola y Enológico Domingo F. Sarmiento, perteneciente a la Universidad Nacional de Cuyo. Comenzaron con la elaboración de 200 botellas de un corte Pinot Noir y Chardonnay, 50 botellas de Chardonnay fermentado en barricas de roble y 50 botellas de Bonarda, espumante tinto del que no se conocían antecedentes de elaboración en nuestro país. Con el correr de los años -a las ya mencionadas variedades- se incorporó otra totalmente novedosa, como Viognier y un espumante rosado, 100% Pinot Noir. Hoy, se encuentra presente en los principales restaurants y vinotecas de Argentina, y es reconocido por los más destacados Sommeliers del país como una marca de espumantes que combina vanguardia e innovación.

Sobre El Autor