El Porvenir de Cafayate, bodega de familia, anuncia una cosecha de condiciones óptimas, destacándose en las uvas blancas el Torrontés por la sanidad de este año seco, y en las tintas el Tannat y el Malbec, que lograron superar en calidad a la excelente uva obtenida en 2015.

La bodega -que elabora escasas partidas de vinos de alta calidad- cuenta con 90 has de viñedos propios a 1.750 msnm, ubicados en el Valle de Cafayate, un terroir único por su clima extremo y su marcada amplitud térmica, consecuencia de la altura.

El equipo técnico, liderado por el Enólogo Mariano Quiroga Adamo y el Ing. Agrónomo Santiago Bugallo, analizó la vendimia 2016 determinando el potencial de excelencia de los vinos de esta cosecha. Al respecto afirman: “Logramos una cosecha con una sanidad excelente, ya que fue un año seco en Cafayate, entre septiembre y marzo llovieron alrededor de 130 mm. Las temperaturas de febrero y marzo fueron más bajas de lo normal, lo que permitió una madurez lenta al final, logrando cosechar cada variedad en su momento oportuno.”

De las variedades analizadas los especialistas destacan por su excepcional maduración al Tannat, una de las cepas que la bodega investiga su evolución en la zona: “Este fue un año excelente para este varietal. Presenta una madurez química y polifenólica totalmente alineada, producto de un otoño anticipado. Esto nos permite inferir que tendremos vinos de mucho color, muy buena acidez y gran estructura en boca”.

En cuanto al Torrontés, una de las variedades emblemáticas de Cafayate, tuvo una muy buena performance. “Los años secos siempre dan torrontés muy expresivos, de muy buena acidez y frescura, terpénicamente elegantes” –adelanta Mariano Quiroga Adamo, enólogo de la bodega salteña.

Sobre la evolución de la cosecha, Santiago Bugallo explica: “La madurez se fue dando de forma gradual en cada una de las variedades lo que nos permitió cosechar cada varietal en su momento oportuno. Así en Finca Alto Los Cardones logramos una excelente cosecha de Malbec. Si bien hubo un menor rendimiento de esta cepa en general, lo cual nos sorprendió ya que esta finca tiene apenas 5 años, esto demuestra que tiene un gran potencial. Por su parte, Finca El Retiro como consecuencia de un año muy seco, tuvo una muy buena sanidad en los parrales de Tannat y Torrontés, dos variedades sensibles a la podredumbre. Por último, la Finca Rio Seco, que naturalmente es constante en su calidad, logró una gran cosecha de Cabernet Sauvignon, Malbec y Syrah.”

Desde hace algunos años, El Porvenir de Cafayate viene realizando -junto al reconocido enólogo americano Paul Hobbs– estudios de suelos con geólogos, y calicatas en cada una de las fincas con el objetivo de conocer en profundidad las cualidades de los diferentes suelos. Con este conocimiento la bodega vinificó, por primera vez en forma separada, Malbec y Tannat de diferentes fincas -y de distintos cuarteles dentro de algunas fincas- lo cual le permitirá a futuro comparar las influencias del suelo sobre estos varietales.

“Estamos investigando intensamente los diferentes suelos de Cafayate y de nuestras fincas con el objetivo de aprender más sobre la influencia del suelo en la uva que obtenemos. Si bien por los años y por el conocimiento de las fincas podemos identificar los cuarteles que dan mayor calidad, y que son los que ya usamos en nuestra linea Laborum Single Vineyard, con estos estudios buscamos determinar como influye la composicion del suelo en las caracteristicas de los vinos, sobre todo del Malbec que es la variedad que tenemos plantada en todas las fincas. – revela Lucía Romero Marcuzzi, Directora de El Porvenir de Cafayate y agrega: “La idea es hacer lo mismo con el Tannat que tenemos plantado en espalderos viejos en una finca y en espalderos jóvenes en otra y luego sumar el Torrontés. Creemos que para el desarrollo futuro de nuestra región es clave estudiar y conocer más sobre nuestros suelos”.
+ info en www.elporvenirdecafayate.com

Sobre El Autor