Pedro Aznar, de la mano de Marcelo Pelleriti, se metió de lleno en el mundo del vino hace algunos años.  Y juntos crearon una línea de vinos muy elegantes, con la fuerza y juventud del Valle de Uco. Y si bien asomaron tintos al principio, luego llegaron un espumante, una grappa y hasta un aceite de oliva, bajo el mismo paraguas de Abremundos. Pero faltaba algo, un vino blanco.

Y con el desafío de estar a la misma altura de sus pares tintos, concibieron el Octava Alta 2014, un blanco de blancas a base de Chardonnay y Torrontés, ambos de altura mendocina (Tunuyán). Con un  paso por barricas (60%) durante un año. Una combinación poco usual para un vino original y que suena muy bien en la copa. Ya se consigue en las mejores vinotecas a $319.

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.