El emprendimiento nació porque dos amigos, uno argentino y otro francés, cruzaron sus pasiones. El primero bohemio, el segundo burgués, y por su traducción en francés, el proyecto se denominó Bo Bó. (Bohémien, Bourgeois). La primer añada, recuerda Mauro Villarejo,  fue la 2007 y sólo hicieron 3000 botellas. Luego  4000, 8000 y en 2014 ya llegaron a 300.000 botellas, sumando todas las líneas. Pero el vino que comenzó la historia sigue haciéndose con la misma filosofía. Con uvas propias de la finca de Agrelo que rodea a la bodega. Siempre es un blend tinto que refleja a los dos propietarios; Mauro y Marcelo Richard; francés y enólogo. Cuando el burgués gana la pulseada (por los caprichos de la cosecha), el Cabernet; ya sea Franc o Sauvignon; es mayoritario. Así pasó en 2007 y 2013 (el primer y el último Bo Bó). Pero en todos los demás se impuso el gaucho Malbec con un 70% del corte. El vino se cría en barricas de roble americano de 300 litros. ya que según el enólogo co-propietario de la bodega, el roble francés  es para los que “no” tiene vino.

En esta vertical que recorre del 2009 al 2012 (el que está actualmente en el mercado) se nota que el Bo B´es un vino con personalidad propia. Fue concebido para dar un mensaje claro en la botella. Y más allá de cómo van evolucionando cada uno, se nota la expresión de una idea y de un lugar.

Para conocer más sobre esta bodega podes leer:

http://www.fabricioportelli.com/2015/05/07/orgulloso-de-ser-bobo/ 

Untitled-20

Bo Bó 2012

Bodega Trapezio, Agrelo, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$

Bohemio y Burgés (en francés), es la inspiración de los propietarios, y reflejan en este vino todas sus intensiones. Un blend de Malbec (70%) y Cabernet Sauvignon (30%), que combina la rusticidad de la finca con el buen vivir, el gaucho con el aristócrata, dependiendo del año. El vino desde siempre se cría en barricas de 300 l de roble Americano. Con mucho potencial y un estilo más actual y moderno, sin llegar a ser un Malbec efectista. De buena frescura, la madera bien integrada y taninos firmes. hay modernidad en su ataque y clasicismo en su final, largo y firme, espaciado y agradable. Beber entre 2015 y 2018

91 puntos

 

Bo Bó 2011

Bodega Trapezio, Agrelo, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$

Reflejando otro año en el que el gaucho argentino le gana la pulseada al aristócrata francés (ambos socios), este 2011 es un blend de Malbec (70%) y Cabernet Franc (30%) de aromas classy y paladar equilibrado. Con cierta textura vivaz, refrescante y largo. Con carácter y el estilo de la casa, de texturas firmes y final de boca con notas complejas. El vino puede mantenerse así un par de años más. Beber entre 2015 y 2018.

90 puntos

 

Bo Bó 2010

Bodega Trapezio, Agrelo, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$

Es un vino de espalda a las modas y de cara a lo que sus propietarios desean. Eso marca el estilo de todos los Bo Bó y de este en particular. Una acertada combinación de Malbec (70%) y Cabernet Sauvignon (30%). Sus aromas son interesantes. De paladar poco profundo, fluido y suelto. Buena frescura, agradable evolución y cierta complejidad. Este 2010 muestra una mejor idea de lo que será el 2012, en unos años más. Además, está pasando por un gran momento, y también puede dar más.

91 puntos

 

Bo Bó 2009

Bodega Trapezio, Agrelo, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$

Blend de Malbec (70%) y Cabernet Franc (30%). Sus aromas se expresan integrados, de paladar algo compacto, con buena frescura y atractiva vivacidad. Tiene clase de vino clásico, y un muy agradable paso por boca. Todavía hay algo en los taninos que piden más botella. Y por su estructura y carácter se nota que seguirá evolucionando favorablemente los próximos cinco años.

90 puntos

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.