Hace varios años que Facundo Suarez Lastra (61), el abogado y político miembro de la UCR, se dedica al vino. En realidad todo empezó con las viñas y luego vinieron las botellas. Hace más de 100 años su abuelo (Leopoldo Suarez Zapata) fue pinero en implantar vides en el Alto Valle de Uco. La historia obligó a la familia a erradicar aquellos viñedos. Pero en 1998 Facundo volvió a la tradición inaugurada por su abuelo. Las 70 hectáreas que hoy poseen, están dentro de lo que hoy se conoce como Indicación Geográfica (I.G.) Paraje Altamira, quizás el lugar con mayor potencial de todo el valle.

Recuerdo haber degustado un Malbec de él hace más de diez años, y luego le perdí el rastro. Hasta que vi su nombre en uno de los Malbec Terroir Series (ex Single Vineyard) de Trapiche. Y se ve que el éxito de ese vino, lo motivó a volver a probar. Pero esta vez ya no sólo con un Malbec, sino con una línea entera de vinos, impulsada por su hijo Juan Facundo. De todas las uvas que producen, sólo emplean una parte para sus vinos, ya que son todos de partida muy limitada.

Untitled-2

Lo interesante de Finca Suarez es que una familia terrateniente se suma al mundo del vino. Y eso garantiza cierta continuidad, aportando mucho más que uvas y etiquetas al flamante terroir. Ya que también aportan un granito importante de historia y un potencial tangible. Eso se nota cuando ambos (padre e hijo) defienden sus vinos, con mucho entusiasmo y compromiso. No es para menos, su nombre inmortalizado en las etiquetas, está en juego.

De la gran cantidad de pequeñas producciones que vieron la luz recientemente de dicho terruño, y que no proviene de una bodega consolidada, Finca Suarez es una de las propuestas más sólidas. Porque más allá de ser los dueños de la uva, Juan Facundo se ha involucrado en el día a día de la viña y la bodega. Está detrás de cada detalle; y si bien no es un técnico, sabe bien qué estilo quieren tanto él como su padre. Los vinos son equilibrados y con una frescura que habla del lugar. Hay tensión y vivacidad, y la tipicidad varietal está muy lograda. Se nota que acá la apuesta no es la innovación, sino que saben que pueden competir de igual a igual con los grandes productores de la zona por la calidad de sus racimos. Son vinos modernos, prolijos, limpios y muy pulidos, tanto en aromas, sabores y texturas.

A decir por los vinos no hay mucho de jugado, sino más bien se nota que cada paso que dan son apuestas muy seguras. Empezaron con sólo 2000 cajas de 6 botellas, y la idea es llegar a 20.000; pero sin prisa. Tampoco fueron originales en los nombres ni en las variedades elegidas, y encima los precios son muy ubicados.

Pero el impacto pasa por otro lado, todo está muy bien calculado. Saben que lo más importante ya lo tienen; la viña propia. Ahora sólo deben ganar experiencia elaborando y vendiendo sus vinos. Y así su estilo seguramente irá ganado una mayor definición y pronto serán más reconocidos no sólo por la calidad, sino también por personalidad propia de sus vinos.

 

Untitled-4

Los vinos

 

Finca Suarez Brut Nature Paraje Altamira s/a $150

Blend de Pinot Noir y Chardonnay que ha reposado casi 17 meses sobre levaduras. De burbujas bien finas y cierto carácter. Muy fresco y tenso, con toques maduros sobre el final. En el paladar hay equilibrio con mucha vivacidad. También es franco y envuelto, compacto y expresivo. Poco persistente pero con una expresión contundente bien equilibrada por la acidez.

Puntos: 90

 

Finca Suarez Chardonnay Paraje Altamira 2014 $180

Un vino con personalidad. Algo potente pero bien equilibrado con sus frescuras. De buen volumen y ataque frutal, con dejos verdes. Sus aromas son más austeros que sus sabores. De paladar moderno y bien refrescante, y con cierta tensión; esto le da profundidad. De buen volumen y vivacidad, todavía está muy joven. Tiene una interesante frescura y eso le asegura longevidad. Necesita más botella para ganar elegancia y complejidad, pero ya tiene carácter.

Puntos: 91

 

Finca Suarez Malbec Paraje Altamira 2014 $200

Tinto de aromas delicados y equilibrados, sobre todo para ser un Malbec joven y moderno. Con buena fluidez y un tono bastante vegetal en boca, con cierta frescura herbal. No es tan frutal, y sus taninos se sienten incipientes y algo firmes. Vivaz y de buen volumen. Bien logrado, franco y agradable de beber, con cierta tipicidad de zona y de varietal. Pero hay que ver si desarrolla personalidad con la estiba.

Puntos: 90

 

Finca Suarez Gran Malbec Paraje Altamira 2013 $350

De aromas delicados y compactos, poco expresivos. Buen volumen, con fluidez y cierta concentración. Taninos tensos y firmes que piden más botella. Todavía sobre el final de boca la madera domina. Es un vino de ataque; entrega mucho al principio y no es tan profundo. Hay algo cálido en su expresión general, aunque su ataque es fresco. Con más presencia de fruta roja que el Malbec 2014, pero más madura y con dejos especiados. Hay que guardarlo para que ganen suavidad en texturas.

Puntos: 90

 

Untitled-1

 

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.