Promovido por los principales países productores, todos los 15 de diciembre se celebra el Día Internacional del . En nuestro país, la cultura que rodea a esta bebida está creciendo de la mano del aumento de la cantidad de personas que optan por una vida más saludable y la existencia de variedades y sabores del mundo al alcance de la mano. “El té es mucho más saludable que el café, y si además de ser saludable te vas enterando que hay miles de variedades y opciones para beber un rico té e infusiones, mejor aún”, explicaMax Lucía, sommelier y blender de té, creador de la marca premium Delhi Tea.

Es usual cometer errores en la preparación por desconocimiento de los tiempos de infusión y el grado de temperatura de agua que necesita cada variedad. “Muchas personas buscan un sabor más intenso y dejan infusionar por un tiempo más prolongado al té o blend, pero lo único que logran de esta manera es que se arruine la infusión y se obtenga en la taza un licor amargo y astringente. Obviamente, sobre gustos no hay nada escrito, pero lo ideal es poner mayor cantidad de hebras o saquitos.”, aconseja el especialista.

  • El té blanco requiere una temperatura del agua entre 75 y 85° y un tiempo de infusión entre 3 y 5 minutos.
  • El té verde requiere una temperatura del agua entre 60 y 75° y un tiempo de infusión entre 1 y 2 minutos.
  • Las infusiones frutales requieren aproximadamente entre 75 y 90° y un tiempo de infusión que no sobrepasa los 5 minutos.

Una variedad para cada momento

“Se recomienda empezar por los más fuertes y, a medida que pasa el día, ir disfrutando los más suaves. Por ejemplo, un buen té negro es preferible tomarlo en el desayuno o a media mañana, pero también está la costumbre de tomarlo en la merienda –estilo afternoon tea inglés, con pastelería y comidas ricas; mientras que los té verdes y los blancos son más aptos para tomar a media tarde o después de cenar”.

En cuanto a los maridajes sobre cada tipo de té, Max Lucía explica que lo más común es combinar los té verdes con pescados, vegetales, postres y dulces suaves, frutas frescas. Mientras que los té negros maridan mejor con quesos, dulces, pastelería especial, carnes; y un buen Pu Erh junto a comidas especiadas.

Sobre El Autor