Mendoza es sinónimo de enoturismo, en el país y también en el mundo. Es que el 70% de los vinos argentinos provienen esta provincia cuyana. Esa característica sumada a la belleza de sus paisajes y la hospitalidad de su gente, hacen que este destino sea cada día más atractivo para quienes disfrutan de esta tan linda actividad.

En ese marco, Casarena Bodega y Viñedos, emplazada en Lujan de Cuyo, ofrece una amplia variedad de propuestas que apuntan a diferentes públicos, desde familias, hasta parejas o amigos.

Su restaurante, al pie de la Cordillera de los Andes y totalmente vidriado, ofrece una de las mejores vistas de Mendoza. En un ambiente desestructurado y casual, la propuesta gastronómica hace eje en la reinterpretación de recetas tradicionales de la región en clave creativa y vanguardista.
Se destacan las técnicas con fuegos y el acento en el uso de productos de la región de Cuyo. Y por supuesto, se ofrece todo el portfolio de vinos de la bodega, integrado por 505 (Malbec, Malbec Rosé; Cabernet Sauvignon y Chardonnay); Ramanegra -Estate y Reserva- (Malbec; Cabernet Sauvignon y Red Blend); Sinergy Selección de Barricas (Blend, Malbec y Cabernet Sauvignon); Single Vineyard (Malbec, Petit Verdot, Sirah, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Brut Nature y Brut Nature Rosé); DNA – ícono (Blend, Malbec y Cabernet Sauvignon).

Bajo la dirección del chef Lucas Bustos, de lunes a sábados se ofrece un menú de cinco pasos -cada uno maridado con un vino diferente de la bodega- más café y petit four. El precio por persona es de $1320.

Los domingos, en tanto, se propone una opción más descontracturada; ya sin menú fijo, los platos salen de la cocina con la espontaneidad de cualquier hogar mendocino. Bajo la idea de compartir y disfrutar en familia, las fuentes se colocan en el centro de la mesa y se come y bebe a gusto del comensal. En ese caso, el precio por persona es de $900.

Claro que los comensales también pueden caminar por los viñedos -que se encuentran a pocos metros de distancia-, recorrer la bodega y dejar pasar las horas con una copa de vino en la mano y la mirada perdida en un paisaje que quita el aliento. Tal es así que, cuando la temperatura es más agradable, la terraza del restaurant es uno de los puntos más buscados, ya que ofrece una vista única.

Experiencias de turismo:
La bodega ofrece diferentes propuestas para sumergirse en la vitivinicultura argentina:

1. Experiencia Casarena en Mendoza:

El tour inicia, copa en mano, con una caminata por el viñedo; luego, se realiza una degustación en las salas de estiba de vinos en proceso para finalizar con una degustación de vinos reserva en la sala de barricas.
A lo largo del tour, de 80 minutos de duración, se degustan cuatro vinos.
Disponibilidad: horarios de visita establecidos
Precio por persona: $250

2. Elige tu propia experiencia:

Se trata de cuatro experiencias temáticas que destacan diferentes aspectos de la elaboración del vino.

1. “La naturaleza como protagonista”: Un buen vino comienza en la vid. Esa experiencia propone recorrer los viñedos con el fin de aprender todos sus secretos. Durante el tour se degustan dos vinos en proceso.
2. “Magia y transformación”: aquí el eje está puesto el proceso de cambio que vive la uva, desde el viñedo hasta la evolución del vino en botella. Se degustan dos vinos en estiba.
3. “El vino es un arte”: el objetivo de esta experiencia es descubrir la visión del enólogo cuando arma las piezas del rompecabezas: maderas, tostados, tiempos, talento y perspectivas. Se degustan 2 vinos de nuestras barricas gota.
4. “Sabores y aromas del maridaje”: con la cordillera como telón de fondo, se degustan productos típicos mendocinos y sus acuerdos con el vino. Una experiencia sensorial única en la que se catan cuatro etiquetas.

Estas cuatro experiencias finalizan con degustación de 2 vinos en la exclusiva sala de barricas.
Duración: 80 minutos
Disponibilidad: horarios de visita establecidos
Precio por persona $ 380

3. Experiencia Suelos Mendocinos:

El eje de esta experiencia está puesto en el terroir; Casarena Bodega y Viñedos es el lugar indicado para vivenciar cómo el tipo de suelo impacta en el vino, ya que cuenta con cuatro viñedos en Luján de Cuyo, cada uno con diferentes características.
Después de la recorrida, se degustan 4 vinos de barricas “gota” en una sala especial y se finaliza con la degustación de 4 vinos de su línea de alta gama: Single Vineyard.
Duración: 80 minutos
Disponibilidad: horarios de visita establecidos
Precio por persona $ 450

4. Experiencia “Vino la Familia”:

Si el plan es visitar el viñedo en familia, esta experiencia es la elegida. La idea es que, a través del juego, los niños aprendan sobre la cultura del vino y su entorno. Se los invita a recorrer el viñedo en búsqueda de materiales como hojas, sarmientos y piedritas; los padres, por supuesto, pueden ayudarlos en la tarea.
Durante la actividad, los adultos degustarán vinos de las líneas Ramanegra Estate y Reserva.
Más tarde, se invita a las familias a crear una obra de arte que represente Mendoza.
Para finalizar, una segunda degustación combinada con las etiquetas Single Vineyard junto con una tabla de quesos y fiambres.
Duración: 120 minutos.
Disponibilidad: horarios de visita establecidos.
Precio por persona $ 550.

 

Más info en  www.casarena.com

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.