Nadie duda del reinado del Malbec argentino, su propuesta ha acaparado la atención de la prensa internacional y ha conquistado los paladares del mundo. Su evolución a manos del terruño (lugar de origen de las uvas) es admirable. Pero lo mejor es todo lo que aún resta por hacer. Es decir que su potencial es inimaginable. Esto significa que el Malbec es (y deberá seguir siendo) nuestro presidente indiscutido. Y lejos de las analogías políticas, nuestro Bonarda ya se merece ser el vice. Porque si bien la viene remando hace tiempo, al punto de haber sido hasta hace poco el varietal tinto más plantado, hoy empiezan a surgir vinos importantes. Por un lado hay historia, y eso significa cultura. La zona Este mendocina es su cuna, y desde allí deberían llegar los próximos referentes. Zuccardi lo anticipó, Nieto Senetiner lo confirmó; Robino, Durigutti y Argento, entre otros, lo amplificaron. Pero es Alejandro Vigil (enólogo de Catena Zapata) desde su proyecto personal (Aleanna) que promueve un desafío mayor con sus flamantes Bonarda de Parcelas. Una serie de varietales con muchas intensiones, pero sobre todo con la pretensión de demostrar un lugar y su cultura. El foco no está puesto en hacer un vino agradable y vendible, sino en mostrar lo mejor que el Bonarda puede dar en su terruño de origen. Y a partir de eso imaginar su potencial en otras zonas como en el Valle de Uco; algo en lo que Zuccardi ya anda dando muestras. Esto es una gran noticia porque le faltaba al Bonarda, responsable histórico de los tradicionales Borgoña tinto, ese aval de confianza. Seguro que a partir de esta nueva generación de Bonardas la historia del varietal cambiará para siempre, ya que los ojos de la prensa, el retail, y seguramente del consumidor, se volcarán hacia él. Es la gran noticia que estaban esperando muchos pequeños productores.

Nota publicada en Revista Convivimos Mar15

Untitled-27

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.

2 Respuestas

  1. Adrián

    Fabricio, te quiero consultar por qué cuando se menciona la Bonarda, aunque también muchas veces tocando otros tópicos, empiezan en el Este, tocan Valle de Uco, pero suelen saltear San Rafael, de donde provienen algunos vinos que no son precisamente olvidables. El trabajo de Roca, Algodón, y otras menores como Intimayu, Iaccarini, etc, ha sido bastante importante, me resulta llamativo que no se hable de ellos. Felicitaciones por tu labor, un gran saludo.
    Adrián.

    • Fabricio Portelli

      Adrián, es cierto. Tanto Algodón como Iaccarini se destacan por sus Bonarda. Debe ser porque las bodegas sanrafaelinas no hablan tanto de lo que hacen como las demás de Mendoza. Gracias por tu aporte.