El lunes 7 de septiembre se celebra en Argentina el “Día del Enólogo”, rememorando la fecha en que Domingo F. Sarmiento inauguró la Quinta Normal de San Juan (año 1862), que posteriormente pasó a llamarse Escuela Nacional de Fruticultura y Enología.

Hoy te queremos contar qué significa para los especialistas trabajar en esta profesión y cuáles son los elegidos para brindar en este día:

Noelia Torres, enóloga de Bodega Ruca Malen opina: “Ser la encargada de la elaboración de los vinos de Ruca Malen es un compromiso y responsabilidad que vivo con mucha pasión y alegría. Los enólogos elaboramos una bebida para disfrutar y eso hace que cada botella que creamos tenga algo nuestro, único y especial que queremos compartir. 

Mi recomendado para disfrutar en este día es el Ruca Malen Terroir Series Pinot Noir porque es un vino que apenas lo servis tal vez lo sientas que es simple y directo, porque no es de esos Pinot híper terrosos; pero si le das unos minutos, te va a sorprender con varias capas de aromas, que conjugan frutas rojas y negras apenas maduras, toques a hojas de té y una madera que complejiza, sin tapar la materia prima. Es un vino para sorprender.”

Santiago Mayorga, enólogo de Bodega Nieto Senetiner y Cadus Wines comenta: “Ser enólogo para mí es una hermosa combinación de arte, pasión y ciencia, que cada uno lo interpreta de una manera diferente. El resultado de nuestro trabajo se traduce en una botella que implica un camino largo y bonito lleno de nuestro esfuerzo y creatividad. Además, el vino es una oportunidad de compartir y eso es muy gratificante para quienes lo hacemos.
Para celebrar este día recomiendo el Don Nicanor Barrel Select Malbec porque es un Malbec muy complejo e innovador en la Bodega, desde su concepción en el viñedo hasta el packaging, siendo muy intenso en nariz y con una boca profunda y sedosa.

Por otro lado, elijo un Cadus Signature Series Pinot Noir, un vino distinto con un sello de personalidad, fresco y versátil para maridar ¡Salud!”.

Roberto Gonzalez, enólogo de Bodega Nieto Senetiner y encargado de la elaboración de los espumantes añade: “En mi opinión el espumante es por excelencia la bebida más emblemática y refinada de la Industria, requiere de un alto conocimiento de las ciencias enológicas y de mi propia sensibilidad. Disfruto de estar desafiandome continuamente, cosecha tras cosecha, en hallar esa perfección que aprendí en mi formación académica y de enólogos maestros. 

Para celebrar este día propongo hacer un brindis con un Nieto Senetiner Brut Nature, espumante emblema de la bodega, que toda refleja nuestra expertise“.

Fuente: Bodegas Molinos Río de la Plata

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.