Con el objetivo de transmitir el respeto por la tierra y la naturaleza, el cuidado del consumo y una búsqueda incansable por la expresión genuina del terruño; Bodega Ruca Malen logró el Sello CocinAR creado por la Secretaría de Turismo de la Nación. De esta manera, la bodega continúa construyendo un camino sustentable y se mantiene a la vanguardia. 

Esta distinción certifica que el restaurante cuenta con al menos dos platos representativos de la región en su menú, emplea materias primas locales típicas del territorio, brinda al comensal información veraz acerca de los servicios ofrecidos y contempla la reducción de pérdidas y desperdicios alimentarios, entre otras cuestiones. 

La Secretaría de Turismo de la Nación creó, con el fin de posicionar a la cocina argentina en el plano nacional e internacional, este programa de calidad y su correspondiente distinción: “Sello CocinAR”. El mismo evalúa la totalidad del proceso gastronómico: desde el momento en el que se recolecta la materia prima, se elabora el producto, deviene en un plato típico de la región y finalmente es servido en la mesa. 

Desde Bodega Ruca Malen estamos muy contentos de recibir una distinción tan importante. Demuestra nuestro compromiso y refleja el trabajo incansable que hacemos para seguir incorporando herramientas que sumen a un ecosistema sustentable” menciona Noelia Torres, enóloga de Bodega Ruca Malen. 

Un claro ejemplo del compromiso de la bodega es la incorporación de elementos regionales al menú actual. Pasos destacados:

  • Tercer paso – Panceta en larga cocción sobre locro.
  • Plato principal – Filet Mignon con sabores del asado.
  • Postre – Macaron de yerba mate, budín de pasas, frutas y frutillas en almíbar con crema de yogurt.

La Bodega eligió estos platos pensando en las regiones productoras vitivinícolas, ya que en las tradiciones culinarias lugareñas se combinaban los platos con los vinos de la zona. De esta manera -con el menú actual- se logra este acercamiento a lo primario, a los productores, al fruto del trabajo y de la tierra. La selección de platos y recetas hablan de las cocinas de antaño y sus sabores; además del legado y el aporte de los inmigrantes que fusionaron sus sueños en suelo argentino.

Como manifiesta la OMT (Organización Mundial del turismo), la comida es un elemento fundamental de todas las culturas, un componente importante del patrimonio inmaterial y un atractivo cada vez más relevante para los turistas.  

El restaurante de Bodega Ruca Malen siempre tuvo como premisa una gastronomía sustentable y conceptual, ofreciendo un menú y un concepto con una historia atrás que reflejen la identidad regional. La utilización de materias primas locales, la incorporación de prácticas sustentables a lo largo del proceso productivo, la capacitación al personal y una correcta atención al comensal, son factores esenciales que se ponen en valor de forma cotidiana.

La bodega continúa trabajando y mantendrá como uno de los ejes principales para el 2020 su desarrollo sustentable y compromiso con la identidad regional. 

Sobre Ruca Malen

La Bodega Ruca Malen comenzó en 1998 de la mano de Jean Pierre Thibaud y Jacques Louis de Montalembert y desde su primera cosecha 1999, trabaja con el objetivo de lograr la más alta calidad, elaborando vinos con estilo, elegancia y distinción. En el 2015 Molinos adquirió la bodega y desde ese momento se profundizó la línea de crecimiento y profesionalización de la producción.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.