Santiago Salgado no es un enófilo improvisado lanzado a hacer vinos en su casa. Tampoco era enólogo, y menos ing. agrónomo cuando se instaló en San Rafael. Pero sí era un apasionado que largó todo, huyó con su familia de la city y, desde hace diez años, elabora vinos en su finca de San Rafael, donde vive.

Su visión le ha permitido sacarle jugo a lo mejor de los dos mundos. Por un lado, de lo artesanal respeta las tradiciones enológicas, mientras que incorpora nuevas técnicas de vinificación que le permiten mejorar sus vinos, cosecha tras cosecha. Está por recibirse de enólogo, y eso le permite seguir en la búsqueda de expresar de la mejor manera posible, el lugar de donde provienen sus vinos.

Untitled-36

Exótico es una palabra que puede describir muy bien el espíritu de Finca Las Payas. Aunque también, por su categoría de artesanal, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) limita su producción a 4000 litros anuales. Y en lugar de hacer un vino de línea y comercial, Santiago elige el camino de la diversidad, y así se concentra en hacer pequeñas paridas que descansas en sus cavas subterráneas a la espera de los turistas que pasan por allí y descubren sus tesoros cínicos. Todos los vinos llaman la atención, tanto por fuera como por dentro. La mayoría en botellas pequeñas y con etiquetas muy originales, con nombres curiosos que remiten al cepaje sin mencionarlo, ya que el INV no permite a los vinos caseros incluir el nombre del varietal en las etiquetas.

Santiago elaborar los vinos que le gusta tomar, pero también que cumplen con sus ganas de sorprender, y poder sacar de la monotonía al consumidor habitual de vinos. Hace tintos con Malbec, Syrah y con variedades exóticas como Caladoc, Croatina y Ancellotta, y vinos dulces, entre los que se destaca su Moscatto di Cardinale a base de Moscatel Rosado.

La idea de este creador de vinos es brindar nuevas experiencias, y es por eso que en sus etiquetas agrega la leyenda “¡Cuidado! Este vino no necesariamente se parece a aquellos otros”, para alertar a la vez que animar a los consumidores.

Las botellas lucen etiquetas que fueron diseñadas por el artista Marcos Azulay y expresan visualmente uno de los conceptos que guía la elaboración artesanal de su contenido. Evidentemente, son vinos que no siguen la corriente.

Hace un par de años conoció al crítico de vinos chileno Patricio Tapia y se entusiasmó con los puntajes que obtuvo en su guía Descorchados de 2015.

Finca Las Payas Semillón 2014 (Agroecológico) obtuvo 88 pts y entró en el ranking mejores Semillón del año.

Finca Las Payas “Extinto” 2014 Malbec Rosé obtuvo 90 pts entrando 2º en el ranking de mejores vinos rosados del año de todo el país

Finca Las Payas Malbec 2014 obtuvo 90 pts y entró en el ranking de mejores vinos de San Rafael

Finca Las Payas “Juanito” Syrah 2014 obtuvo 90 pts y entro 2º en el ranking de mejores Syrah del año de la Argentina

Finca Las Payas Experimental – Ancellotta 2013 obtuvo 91 pts y fue el vino “elegido de San Rafael” y entró además 3º en mejores vinos de otras cepas tintas del país.

Untitled-32

Los vinos son interesantes y cumplen con su función de sorprender, y merecen la visita, si andan por San Rafael, o la compra (viaja mensualmente a Buenos Aires para entregar personalmente los vinos). Para contactarse con Santiago “Sago” Salgado, el guainmeiquer (como él se presenta) y autor intelectual y material de los vinos, además de fregar los pisos, versear sobre el aroma a casis sobremaduro del Bonarda, y hacer de todo para vender sus botellas. Multifacético, CEO, enólogo y maestranza de la bodega, pueden llamar al teléfono 0260 15 4321942 o contactarse vía email a

autor@fincalaspayas.com.ar

 

Untitled-35

Notas de cata

Más allá de lo enriquecedor de degustar los vinos y conocer al personaje, al punto de alentar su visita y la compra de sus vinos porque merecen ser conocidos, mis notas de cata son estrictamente referidas al contenido de cada botella. Y no los califico por dos motivos. Por un lado carecer de una vasta experiencia en degustar vinos artesanales, y por el otro por considerar que se encuentran en inferioridad de condiciones, respecto de los vinos de bodega. Los vinos artesanales pertenecen a otra categoría, y su valor está más en degustar y disfrutar las intenciones de su autor, que en la calidad de sus aromas, sabores y texturas.

 

Exótico Caladoc s/a

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Hay concentración y cierto equilibrio en su paso por boca. Aunque los taninos se muestra algo secantes, por su jugosidad la textura termina siendo amable. Su expresión es de fruta madura, casi pasa; algo que anticipan muy bien sus aromas. La acidez disimula un poco su potencia. Y si bien tiene rasgos rústicos, para ser un vino casero, está muy bien logrado; más allá del curioso cepaje.

Nota del autor: La Caladoc es una cruza hecha en Francia en los 50 entre Garnacha y Malbec. No se lo que buscarían en la cruza pero les alió bastante interesante.

 

Exótico Croatina s/a

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Santiago Salgado es el autor de este vino hecho a mano, como todos los de su bodega casera. Y se nota que lo hace por amor al arte; pero también que sus intenciones son serias. Esta variedad de origen italiano se usaba antiguamente como tintorera, para dar fuerza y color. Y eso se nota acá, sus aromas son densos y su paladar es concentrado y con firmeza. Poco expresivo en aromas y sabores, pero su textura dice muchas cosas. Es para paladares recios.

Nota del autor: La Croatina viene de la Emilia-Romagna, allá le dicen Bonarda. También otro varietal que se adapta a nuestro terroir.

 

Exótico Ancellotta s/a

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Se nota que Santiago Salgado hace vinos hechos a mano que no siguen la corriente. No sólo por las variedades que emplea, sino por sus sabores y texturas. Y no hay que olvidarse que se trata de vinos caseros, con todas las reglas que impone el INV. El Ancellotta es amable en su ataque y con una acidez más definida. Incluso la fruta se aprecia más viva que la de sus compañeros exóticos de línea. Su paso por boca es ecléctico porque dice muchas cosas, resultando interesante para conocer.

Nota del autor: La Ancellotta viene tambien de la Emilia-Romagna y tiene como característica principal su profundo color. De hecho la poca que hay en Argentina la usan como tintorera.

 

Tarde Piaste Tinto Tardío 2014

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Un blend de Merlot, Malbec y Syrah, todos cosechados bien tarde porque la intención acá es la de lograr un vino amable, para disfrutar a los postres o como postre. De cuerpo denso y fruta muy madura, los taninos son algo secantes y su final de boca algo ahumado. Pero tiene muchos méritos, porque además de ser casero es agroecológico, es decir que es bajo en sulfitos. Por creatividad e intención, merece ser descorchado en casa.

Nota del autor: Este es resultado de la fermentación de uvas casi pasas principalmente de Merlot con unos agregados de Malbec y Syrah. Lo dejamos que fermente tranquilo hasta lograr mas de 16º de alcohol. Es de lo más raro e interesante: tánico, dulce y alcohólico. Lo cosechamos tarde, lo filtramos tarde y lo embotellamos tarde. Tarde Piamos!

Producción total: 666 botellas.

 

Tarde Piaste Blanco Tardío 2014

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Con Moscatel Rosado y Semillón, también cosechados bien tarde, Santiago Salgado presenta su versión de un vino tardío blanco. También bajo en sulfitos, lo que lo hace más meritorio. Su aspecto dorado con leves reflejos cobrizos anticipa un vino con carácter. De aromas amables y paladar franco. De ataque dulzón, paso denso, y final de frutas secas, como algún buen vino de Jerez. Un vino con el cual se puede sorprender a los suyos, si se lo sirve bien fresco al final de la comida.

Nota del autor: Difícil el mundo del vino dulce artesanal al no contar con la tecnología adecuada para estabilizarlos. Asi que cuesta frenarles la fermentacíon y terminan licorosos. Este es cruza de Semillón botritizado agroecológico comido por las abejas con Moscatel Rosado del mismo parral abandonado del Moscato di Cardinale.

Producción total: 440 botellas

 

Malbec De Barricada 2014

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Lo que empezó como un hobby, se va tornando cosa seria. Porque la idea de Santiago Salgado, autor y propietario de Finca Las Payas, es poder recibir al turista en su casa-bodega sanrafaelina. Esta es la botella 122 de 314; es decir una partida muy limitada. Sus aromas son de Malbec, dulzón y moderna. En boca hay una hierba que lo distingue. Su cuerpo es denso y sus taninos levemente pastosos. No obstante su trago es amable.

Nota del autor: Esto es lo que quedó después de sangrar el rosado que rellena la botella del EXTINTO en la vendimia 2014. Y fue a barrica reciclada por una temporada. Lo venimos sacando desde hace varias vendimias de un viñedo en Las Paredes que siempre logra buena madurez pero al que odiamos profundamente a la hora de cosecharlo porque se hace el difícil.

Producción total: 320 bot.

 

Juanito Syrah 2014

Finca Las Payas, San Rafael, Mendoza

Está en la misma onda del Malbec, pero con un paso por boca más fluido, sin tanta concentración. Eso sí, los taninos se hacen sentir. Y ciertos tonos herbales se entremezclan en boca con las notas de frutas pasas, y un ahumado profundo. No se sienten los casi 16 grados de alcohol. Y si bien no es muy profundo, es el más logrado de la casa. Sin dudas, una curiosidad que no se puede pasar por alto si lo ven en la vinoteca amiga o si van por San Rafael.

Nota del autor: Está hecho de las uvas que Juanito cultiva detrás de su casa. Es una cofermentación Syrah y Malbec no por razones enológicas sino porque así las plantó él. Y como cada añada crecen las cepas del joven Malbec y rinden más uva el corte será año a año cada vez más Malbec que Syrah y así lo vamos a ir fermentando.

Producción total: 315 botellas

Untitled-33

 

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.