Ya no importa si hace frío o hace calor, si en la mesa se sirven carnes o pescado, ni siquiera hace falta sentarse a la mesa para disfrutar los vinos blancos argentinos de hoy. Este auge promete equilibrar un poco la eterna supremacía de los tintos en las preferencias de los consumidores.

Están los de siempre, y si bien son cepajes consagrados poco a poco se van afinando y van ganando en complejidad, tipicidad, sentido de lugar y, sobre todo, en longevidad. Tal es el caso del Chardonnay, de nuestro Torrontés y del Sauvignon Blanc. Es cierto que el primero suele ser el que más resiste el paso del tiempo y los otros dos se disfrutan mejor cuando jóvenes por sus impetuosas fragancias, no obstante las calidades actuales permiten guardar un par de botellas a la espera de aromas y sabores más complejos, que van mucho más allá de la juventud.

Por otra parte, la gran novedad de los vinos argentinos viene de la mano del origen, y los blancos no son la excepción. Pero todavía hay variedades que deben contar qué y cómo son, antes de demostrar de donde vienen.

Tal es el caso del Chenin, del Riesling y del Pinot Grigio, que se dan muy bien tanto en el Valle de Uco, como en San Rafael y las demás zonas tradicionales de Mendoza y San Juan.

Untitled-1

Un tapado que cada vez que asoma la cabeza demuestra su personalidad es el Viognier, con un carácter muy de Chardonnay pero con perfumes propios. Otro que se está rescatando del olvido y tiene todo para amenazar el reinado de la reina blanca (al menos en nuestro país) es el Semillón. Con grandes exponentes que van surgiendo de Mendoza y Patagonia.

Pero sin dudas el resurgimiento más original tienen que ver con dos variedades blancas que nunca se habían elaborado con pretensiones de buenos vinos; Pedro Giménez y Moscatel Blanco.

Por ahora la escasez de algunos y la diversidad en las interpretaciones de otros hacen difícil comprender la tipicidad de cada una de ellas, aunque no impiden para nada empezar a disfrutarlos.

 

Untitled-3

Zuccardi Q Chardonnay 2015

Zuccardi, Gualtallary, Valle de Uco, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $335)

Hay fruta blanca delicada y fina, con intensidad, equilibrio y elegancia más allá de su carácter frutal limpio y definido. En esta cosecha este Chardonnay suma texturas, en boca es austero, con su perfume frutal franco y sutil. De muy buena frescura, se lo nota más delgado y vertical con graso y tipicidad. La madera no es protagonista y va mucho más allá que sus antecesores, también resulta largo y con gran potencial para desarrollar complejidad con los años. Beber entre 2016 y 2020.

Puntos 91

 

Kaiken Terroir Series Torrontés 2016

Bodega Kaiken, Cafayate, Salta

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $170)

Rogelio Rabino es un joven enólogo mendocino que promovió esta línea de vinos apenas se incorporó a la bodega. Convencido que a Cafayate no hay con qué darle si se trata de Torrontés, lo viene haciendo desde hace varios años. El 2016 presenta aromas de buena tipicidad, de trago agradable, más frutal que floral. De paso fugaz y vibrante, fácil de beber. Ideal para disfrutar como aperitivo o acompañando ceviches. Beber entre 2016 y 2017.

Puntos 88

 

B Crux Sauvignon Blanc 2014

O. Fournier, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Jun2016 $460)

De aromas herbales, con cierta madurez, buena frescura y volumen, algo corto pero denso. Paladar franco y con carácter, algo mordiente y directo. Es cierto que no es sobre actuado, pero saca a relucir un costado rústico bien intencionado. Directo, con fruta blanca algo verde, que aporta matices a su indiscutible tipicidad. Beber en 2016.

Puntos 89

 

Ji Ji Ji Chenin 2016

Bodega Gen, Valle de Uco, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $200)

Es la segunda versión de este blanco sin filtrar, de aspecto nublado, bien tenso y vibrante que apostó por un cepaje tan tradicional como olvidado. De esta manera Gerardo Michelini y su mujer (Andrea Muffato) crearon un vino diferente a todos, apoyado en sus texturas. De carácter frutal simple y agradable, muy lineal y con poca profundidad, con una acidez filosa que pide acompañamiento. Comprobado, con una parrillada de mariscos queda muy bien. Beber entre 2016 y 2018.

Puntos 88

 

Luigi Bosca Riesling 2015

Bodega Familia Arizu, Las Compuertas, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $315)

Fue el pionero, se mantiene como uno de los blancos más consistentes del mercado, y como siempre va más allá de la originalidad que propone el varietal. De aromas compactos y algo cerrados, necesita abrirse bien en la copa. Notas de frutas blancas y empireumáticas (de crianza), con cierta fuerza. Buen volumen y frescura, todavía muy joven, pero se aprecia su carácter y distinción. Su personalidad se mantiene intacta, sólo precisa descansar un poco en la estiba. Además posee un buen potencial de guarda. Se recomienda servir decantado. Beber entre 2016 y 2020.

Puntos 90

 

Argento Pinot Grigio 2015

Bodega Argento, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Jul2016 $115)

Para concebir este blanco original por su varietal y curioso por su carácter, Silvia Corti (enóloga) utiliza uvas de distintas fincas, del Este mendocino, de Tupungato y hasta de San Juan. Lejos de ser un vino de aperitivo solamente, sorprende por su buen cuerpo. De paladar franco y voluptuoso, con una acidez sostenida que le aporta nervio y persistencia a cada trago. Su carácter frutal es moderado, típico del varietal. Un vino alternativo para empezar adoptar. Beber entre 2016 y 2017.

Puntos 87

 

Diamandes de Uco Viognier 2015

Bodega Diamandes, Vista Flores, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $210)

Al principio se trató solamente de un banco original y bien logrado. Una apuesta por un cepaje poco difundido en nuestro país pero de nobleza indiscutible. Y con las cosechas se fue afianzando como uno de sus mejores exponentes. sin pretender ser un vino de alta gama. Federico Bizzotto, el joven enólogo de la casa, logró un vino completo, porque tiene frescura y volumen, con expresión y tipicidad varietal. De aromas austeros pero frutales y paladar franco, es persistente, equilibrado y con cuerpo. ideal para lucirse en la mesa con pescados y carnes blancas, y de apeo salir de los blancos más usuales. beber entre 2016 y 2017.

Puntos: 89

 

Old Vines Semillón 2015

Matías Riccitelli, Río Negro, Patagonia

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Ago2016 $835)

Interesante apuesta del joven wine maker del que todos están hablando. Protagonista de la cuarta generación de enólogos de la familia, rescata este cepaje blanco tradicional a partir de una viña de 50 años. resulta un banco serio, bien típico, con aspecto de vino maduro pero paladar vibrante. Es franco y envuelto, con la vivacidad de una acidez tensa. Voluptuoso y firme, también persistente siempre dentro de sus expresiones austeras. Beber entre 2016 y 2020.

Puntos 90

 

Alma Gemela Pedro Giménez 2015

Mariana Onofri, Lavalle, Mendoza

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Jun2016 $195)

Mariana Onofri, sommelier, es la creadora de este blanco original por vinificación y calidad y no tanto por su variedad, ya que es la cepa más plantada del país. Fermentado con sus levaduras indígenas, este blanco de rendimientos altos presenta buen volumen en boca, de paso algo rústico, y con final vinoso que le da carácter. Tiene cuerpo y una textura casi de taninos, con sabores de frutas secas y una agradable vivacidad.

Puntos 85

 

Cara Sur Moscatel Blanco 2016

Cara Sur, Barreal, Valle de Calingasta, San Juan

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Jun2016 $270)

Proveniente de un parral viejo, Pancho y Nuria, con el apoyo de Sebastián (Zuccardi) y Marcela, vinificaron sólo 1000 kg para dar vida a este vino. Fermentado en damajuanas de vidrio en dos partes, una Proción escurrida y otra macerando con las pieles para obtener más texturas. Sus aromas son intensos e inconfundibles, de paso mordiente y con carácter que se basa en su firme acidez y con un perfume final inolvidable. Beber entre 2016 y 2017.

Puntos 88

Untitled-4

 

Sobre El Autor

Hace 15 años degusté un vino por primera vez y supe que querría hacer de mi vida profesional. Compartir mi pasión; por eso me dediqué a comunicar el vino. Más de 30.000 vinos degustados y 20.000 publicados, más de 100 revistas editadas y miles de notas. Siete años en TV, cuatro en radio y seis en la web. Más de 20 exposiciones de vino organizadas y más de 30 concursos internacionales como jurado, además de muchos viajes a zonas vitivinícolas del mundo. Todo esto, simplemente me ayuda a conocer más, para poder compartirlo mejor.